Temas Especiales

25 de Feb de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

La mano invisible y el Sr. Carcelero

Muy lejos de las tierras del oriente, en un lugar muy cercano, muchos privados de libertad juegan a los cuentos de hadas (aunque no cree...

Muy lejos de las tierras del oriente, en un lugar muy cercano, muchos privados de libertad juegan a los cuentos de hadas (aunque no creen en “brujas”) diciendo: “Ábrete Sésamo” y en un dos por tres salen libres de una prisión para nada segura.

La supuesta corrupción presente en los estamentos de seguridad del Estado ha encontrado en el sistema carcelario una apetitosa manzana.

El grado de simplicidad con que los privados de libertad efectúan sus fugas representa una falta de respeto a la sociedad, porque evidencian que su salida se da gracias a la ayuda de los que supuestamente deben asegurar el cumplimiento de su pena.

No es cuestión de privilegios, la cárcel es dura, es un castigo y así se debe sentir, por supuesto, no de manera inhumana, pero sí como debe ser.

Es al Estado al que corresponde asegurar un lugar óptimo, tanto para los privados de libertad como para la sociedad que espera que estos, alguna vez ciudadanos comunes que gozaban de su libertad, cumplan con su condena.

Panamá debe invertir en la construcción de una estructura, amplia, ordenada y con máximos niveles de seguridad que aloje en su pena a todos aquellos que quebranten la Ley.

Para que haya corrupción deben haber dos elementos: el corruptor y el sistema vulnerable que lo acredita.

Existen antecedentes y existen personas que lucran al margen de la Ley, sin pudor alguno, en un ambiente clandestino muy cotizado.

La corrupción existente en el sistema penitenciario no es un cuento de hadas, nadie al final del libro será feliz, todo se trastoca y prueba de ello es la actual inseguridad que se vive en las calles de todo el país.

“Todo en la vida tiene un precio” y esto ya es un hecho comprobable, común y triste en un sistema de supuesta justicia.

La llamada mano dura de la ley pasó a ser un recuerdo presente solamente en novelas policíacas.

-La autora es Analista de Información y RR.PP.mmliceth@hotmail.com