Temas Especiales

24 de Jul de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

La tortuga en el poste

Durante nuestra vida nos disgustamos y nos peleamos con aquellos que más queremos y que sabemos también nos quieren. Las fricciones son ...

Durante nuestra vida nos disgustamos y nos peleamos con aquellos que más queremos y que sabemos también nos quieren. Las fricciones son generadas por el cansancio de la rutina condicionada por los acercamientos entre personas afines, pero apreciaciones diferentes crean disputas y nuestras peores reacciones.

Cuando nos peleamos, se dispara dentro de nosotros un conjunto de sentimientos negativos, que tienen como objetivo hacer sentir lo peor a nuestro contrario, así sea sólo para hacerlo sentir infeliz y los argumentos que usamos son hirientes y denigrantes, entre más ofensivos e insultantes mejor.

Hace poco Balbina y Navarro se atacaron cruelmente, dentro de su misma plataforma PRD por conseguir la candidatura presidencial y en esta cultura criolla de la descalificación del contrario se insultaron mutuamente para conseguir la candidatura, la que dejó por el camino un reguero de antivalores que aún mantiene un resquebrajamiento indeciso en el PRD y en los observadores. Una vez que se resolvió la candidatura, ambos contendientes tuvieron que tragarse sus irrespetos mutuos e intentan armonizar el fin del colectivo impuesto.

Martinelli insultó a todos los contrarios, incluso al que por ser oposición también era su afín. El discurso de Martinelli, aparentemente sentido y sin premeditación, arremetió contra quien deseaba hacer lo mismo que él o mejor. Aconsejo que si vas a hablar mal de alguien y no beneficia a muchos? mejor ¡ cállate ! Martinelli y Varela se están uniendo, pese a insultos y diferencias.

Ahora el equipo de Balbina, y ella, quieren que san recordados los improperios que se hacían los contrarios, pero si es así, es válido recordar lo que ella dijo. Ni Martinelli ni Varela hablaron de matar, de asesinar, y la propia Balbina reconoció en “Debate Abierto” ante pregunta de la Dra. Gloria Moreno de López que dijo “Civilista visto, civilista muerto” cuando estuvo en su mejor momento del poder norieguista. Ella promovió matar, lo que se conoce como apología del delito. Ahora, según ella, hay que recordar las expresiones contradictorias entre Martinelli y Varela como verdaderas ¿y cuando ella, noriegata, motivaba a matar a los civilistas, era mentira? Balbina es como una tortuga arriba de un poste eléctrico? investigue.

-El autor es ciudadano.manueljrs@hotmail.com