Temas Especiales

02 de Ago de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Cuidemos el agua de la Tierra

Hablar del estudio del agua requiere una profunda investigación sobre uso del agua, determinando cuáles serían los factores necesarios p...

Hablar del estudio del agua requiere una profunda investigación sobre uso del agua, determinando cuáles serían los factores necesarios para incentivar los cambios positivos dentro de la sociedad promoviendo el uso adecuado del agua. Pero la historia universal destaca que los primeros pobladores del continente formalizaron un sistema de canalización de ahorro de agua potable. Centrar diversos aspectos sobre la utilización y el uso del agua conlleva una serie de datos cronológicos que ampliarían por qué las naciones de la Antigüedad lucharon por el control del agua.

Es importante destacar que el hombre aprendió diversas maneras de cambiar la canalización del agua, logrando transformaciones con el correr de los años. Con la llegada de la tecnología, la tierra corre un peligro de ser devastada debido a la deforestación causada por varios factores como la quema de árboles, el incremento de la población en grandes barriadas y la enorme masa de gases contaminantes en la capa de ozono. Estos elementos residuales provocan que el elemento de la esencia humana, el agua, comience a escasear en algunas regiones del planeta.

En Panamá, uno de los recursos más importantes y valiosos es el agua, donde es considerada como la mejor de todo el mundo. De esa forma, con la llegada del verano 2009 la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos (ASEP) recomienda a la ciudadanía aplicar normas de ahorro en sus hogares que no afecten el suministro del agua evitando el desperdicio de agua potable. Es importante señalar otras medidas de ahorro de agua como la revisión de grifos y tuberías para verificar si hay goteo, el uso adecuado del lavamanos, lavar el auto y regar el jardín. De esta manera se podrá mantener un nivel adecuado de ahorro de agua tanto casero como nacional. Más de la mitad de la población mundial depende del agua procedente de las montañas para beber, producir alimentos, generar electricidad y mantener las industrias. No obstante, mientras que la demanda humana de agua va en aumento, la actividad humana amenaza su disponibilidad en el futuro. La deforestación de los terrenos boscosos de las montañas, la industria extractiva, la expansión de las ciudades y el recalentamiento mundial están causando daños en las cuencas hidrográficas de montaña. Cabe destacar que la FAO trabaja a fin de aumentar la concienciación sobre la importancia de las montañas y de las comunidades montañesas.

No solo la escasez de agua y las demandas de esta en la población creciente en el planeta constituyen un problema, sino también la contaminación. El 80% del agua de consumo doméstico se vierte en las cloacas o pozo ciegos y se calcula que, en el mundo, se vierten en los ríos aproximadamente 500 km. cúbicos de aguas residuales de origen doméstico e industrial, muchísimos ríos están contaminados desde su nacimiento a las desembocaduras. Los ríos y la capa freática (que es la capa acuífera subterránea más superficial) con frecuencia están contaminados con sustancias químicas tóxicas como las de los abonos. Se concluye entonces que la escasez del agua es un problema mundial. Cuidemos el agua en todos los sentidos, no derrochándola y no contaminándola.

- El autor es periodista. mrangel@asep.gob.pa