28 de Feb de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Piedras y fundaciones

Vinieron antes o vinieron a partir de la llegada de Cristóbal Colón. “Arribaron por cientos de miles a distintos puntos del nuevo contin...

Vinieron antes o vinieron a partir de la llegada de Cristóbal Colón. “Arribaron por cientos de miles a distintos puntos del nuevo continente. Las condiciones de trabajo eran extremadamente difíciles. Con altos niveles de mortandad, en todas partes hicimos parir las riquezas que otros disfrutaban." ( R. Stevens)

Así pues, en una época u la otra, primero Portobelo y luego Colón fueron conocidas como la puerta grande de Panamá. Quizás, por ello o a pesar de ello; tanta ha sido la confusión sobre el nombre, y la fecha de celebración de la fundación geopolítica y física de la ciudad de Colón. Aun así, Colón se distingue de otras ciudades en la nación, particularmente porque no fue creada por los conquistadores españoles.

Pero, desde la perspectiva de quien les escribe, los nombres y las celebraciones deben ser de acuerdo con las cosas. Para muestra, desde hace mucho tiempo, Panamá ha dejado de ser Castilla de Oro. Quienes llamaban Aspinwall a la ciudad atlántica, desde la colocación de la primera piedra, eran extranjeros anglohablantes. Al contrario, el núcleo hispanohablante en la ciudad siempre le ha dado en todo tiempo su verdadero nombre: Colón. La fecha y celebración del 27 de febrero como día de la fundación de la ciudad de Colón, desde un tiempo para acá ha permanecido culturalmente atrapada en medio de la sociología carnavalera de la nación.

Mientras tanto, en la obra Colón en los predios de la Historia: nombre y fundación de Colón, Max Salabarría Patiño nos aporta lo siguiente en relación con la fundación de la ciudad:

El 12 de octubre de 1850, más de un año antes de la colocación de la primera piedra para la fundación de Colón, la cámara provincial había ordenado la fundación de la ciudad y acordado que esta se llamaría Colon en homenaje al descubridor de América. El nombre lo propuso Mariano Arosemena en consideración de que el Almirante había estado en la bahía de Limón en su cuarto y ultimo viaje. La ordenanza fue sancionada por el entonces gobernador José De Obaldía.

Por otra parte, el historiador panameño Héctor Conte Bermudez fue el primero en señalar que el acto de la colocación de la piedra angular del primer edificio sólido que se iba construir en Colón, ocurrió el 27 de febrero de 1852. Además, según el doctor Justo Arosemena, el bautizo de la ciudad tuvo lugar el 27 de febrero de 1852. Lo que quizás ha contribuido a crear la impresión errónea de que aquel acto del 27 de febrero trataba de la fundación de la ciudad fue la actitud de fundador asumida por Victoriano de Diego Paredes, cuando en su discurso dijo que la piedra que él iba a colocar sería el principio de una ciudad.

Así pues, de acuerdo con la obra examinada, ¿no creen ustedes que sería más pertinente decretar el 27 de febrero como día de la colocación de la primera piedra para la fundación de Colón; y al mismo tiempo decretar el 12 de octubre, como día de la fundación de la ciudad de Colón porque así fue decretada esta última el 12 de octubre de 1850?

Claro, si el 27 de febrero fuese decretado el día de la colocación de la primera piedra, entonces la responsabilidad de preservar y sostener tal celebración, debería tener la colaboración de los grupos humanos que hicieron una realidad la ciudad de Colón y el ferrocarril interoceánico, ya que la nación panameña no tuvo vela financiera o laboral en ese velorio.

* Ciudadano panameño residente en Nueva York. REMAN0217@aol.com