Temas Especiales

27 de Jun de 2022

  • Redacción Digital La Estrella

Columnistas

La bola, se va, se va, y ? la luz, también

Queridos amigos, ¿qué les pareció el juego de béisbol en el Calvin Byron, entre la novena herrerana y el equipo de Bocas del Toro el pas...

Queridos amigos, ¿qué les pareció el juego de béisbol en el Calvin Byron, entre la novena herrerana y el equipo de Bocas del Toro el pasado sábado 11 de abril?

Las acciones se veían bastante reñidas y la diferencia en el marcador no era muy grande. Parte alta del octavo episodio: los visitantes tenían la oportunidad en el bateo y amenazaban con poner el marcador a su favor. Audes De León le da un sólido a la esférica y la bola, se va; se va; y.. se va la luz.

Este hecho crea una situación difícil y marca precedentes a nivel nacional en el Campeonato Nacional de Béisbol Mayor, e inclusive, se dio a especulaciones en contra de los bocatoreños, de sacar ventajas de una situación, que para esta región es común: la falta del fluido eléctrico en los momentos menos oportunos.

Depender de una energía eléctrica inestable, indiscutiblemente no garantiza para ningún empresario la confianza de invertir en una región, porque estaría dejando en las manos de la providencia el futuro de su negocio. Si no se ha quemado o dañado algún equipo por la variación, o falta de energía eléctrica durante el día o la semana, nadie se hace responsable al respecto. Todos sabemos, que aunque la suerte es necesaria, no es el factor que decide que los inversionistas decidan confiar en una región apartada y hasta cierto punto abandonada a su suerte su negocio en provincia en las condiciones de Bocas del Toro.

Escuchamos desde hace buen rato el tema de “La interconexión a nivel internacional”, donde Bocas del Toro se incorporaría al sistema nacional de suministro de la energía eléctrica, pero esto parecía una falacia. Volvemos a tocar el tema cuando pasan incidentes donde terceros a la provincia se ven afectados, con algo que es común para los lugareños, para ellos (los terceros), es como una falta de respeto por lo inconcebible de la situación que vive la provincia diariamente, los apagones seguidos a cualquier hora.

En la provincia de Bocas del Toro, residen cientos de familias, quienes ven sus esperanzas de mejor futuro en ocasiones truncadas ante las pocas posibilidades de resolver sus necesidades más básicas en el presente por falta de empleo o por no tener un pequeño negocio que genere para su sustento diario, pues, existe poco desarrollo de la región, que priva a la misma de inversiones por la poca confianza de los empresarios en este sentido.

Necesitamos ya incorporar a Bocas del Toro al sistema nacional de suministro de la energía eléctrica, pero también necesitamos que se genere la suficiente energía que cumpla con la demanda nacional. Es imprescindible darle seguimiento a los proyectos hidroeléctricos de comprobada necesidad, de otra manera, simplemente aumentaríamos el consumo y por ende la escasez energética en el país.

-El autor es reportero gráfico.periodistas@laestrella.com.pa