Panamá,25º

19 de Feb de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Poeta sin tregua

“Si la vida fuera otra / y la muerte llegase / entonces, te amaría / hoy, mañana.. / por siempre.. todavía”. No es ni un epitafio, ni un...

“Si la vida fuera otra / y la muerte llegase / entonces, te amaría / hoy, mañana.. / por siempre.. todavía”. No es ni un epitafio, ni una despedida, pero describe la pasión con que Mario Orlando Hamlet Hardy Brenno Benedetti vivió, escribió y militó durante 88 años en su país Uruguay y en las tierras donde hubo de exiliarse cuando las cosas se pusieron feas.

Mario Benedetti, autor de más de ochenta libros entre poemarios, ensayos, teatro, novelas, cuentos, artículos periodísticos y otros escritos fue un testigo de su sociedad, de su época, de los acontecimientos que supo enhebrar en sus textos en forma de poemas románticos, solidarios, realistas donde se siente el calor de sus palabras, siempre cordiales y llenas de pasión, de cautela, según la situación específica.

“...iba a cambiar seña por santo / mas después de vivir lo que se sueña / prefiero permutar santo por seña / aunque no sepa dónde, cómo o cuánto”. Una obra de tal dimensión resulta difícil encasillarla, estudiarla, tipificarla, porque en ella se expresan diversos momentos, situaciones por las que pasó el autor y que son causa de esta dimensión poética vista en estilos, desde versos con métrica hasta vanguardistas.

La complejidad de la vida cotidiana le fue común desde sus primeros años, pese a contar con un padre químico y enólogo. Oficios como vendedor de repuestos automovilísticos, de alfombras o libros, taquígrafo, traductor y luego periodismo, le hicieron conocer el alma humana en sus complejidades y profundidad, sobre todo en el contexto de su ciudad Montevideo y en la perspectiva de la región.

Por esa razón, sus textos van de una amplia noción de esencia humanista, como en la trama de su obra de teatro Pedro y el capitán , hasta valores tan básicos que podrían caber en plataformas, como la de su libro Andamios , uno de sus magistrales trabajos de síntesis donde reduce la complejidad de la vida a líneas narrativas simples, apenas retazos, casi como pinceladas.

A veces, y casi siempre, la palabra fue una experiencia lúdica que Mario Benedetti supo combinar con su retórica multifacética; “Te propongo construir / un nuevo canal / sin esclusas / ni excusas / que comuniquen por fin / tu mirada / atlántica / con mi natural pacífico”. Esa cualidad no le impidió analizar con un ojo crítico la realidad, como se manifiesta en ensayos como Letras del continente mestizo , El escritor latinoamericano y la revolución posible , El desexilio , Vivir adrede y un sinnúmero de textos periodísticos.

Nunca perdió su humor, su incisiva forma de analizar la realidad, los sentimientos, la cotidianidad, el clima de los ámbitos a donde mudó su mentalidad, sin perder la noción de sus orígenes y la perspectiva histórica latinoamericana; de allí la trascendencia de trabajos como su novela La tregua , llevada al cine y a muchas lenguas.

El deceso de Benedetti es una pérdida física que nos deja una obra para analizarnos, conocernos, comunicarnos en múltiples valores; pero no quedamos huérfanos de su voz, porque él está presente en cualquiera de sus escritos.. “ya no importa que use tu insoportable ausencia / ni que me atreva a preguntar si cabes / como siempre en una palabra...”.

-El autor es periodista y docente universitario.modestun@yahoo.es