Temas Especiales

11 de Aug de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Cinta Costera, el nuevo parque

La Cinta Costera es una obra monumental, destinada a promover y facilitar el sistema de transporte en un área congestionada, pero su pri...

La Cinta Costera es una obra monumental, destinada a promover y facilitar el sistema de transporte en un área congestionada, pero su principal dimensión es la oportunidad de que la sociedad disponga de más de 12 hectáreas de parque frente al mar.

Todavía seguimos escuchando la cantaleta sobre costos y ambiente, pero es el momento de ver los beneficios desde el punto de vista del ahorro en combustible y tiempo para los que usan esa vía; la dimensión de un parque para la sociedad en general, espacio que se convierte en un lugar turístico.

El mantenimiento de un parque es un tema delicado y no es una acción exclusiva de la institución responsable, sino de toda la sociedad. Nuestros espacios libres son los pulmones de la ciudad y sin duda los lugares más apreciados. Por ello, lo que requerimos, más que el cacareo por los fondos, es conciencia ciudadana.

Este nuevo espacio tiene grandes ganadores, los residentes de la propia Avenida Balboa, los grandes edificios y hoteles. En otras ciudades del mundo se dan consensos para crear una organización capaz de mantener, promover y desarrollar el nuevo espacio. Más que los lamentos, la sociedad espera que lo más beneficiados por la obra aporten, organicen un patronato para contribuir en forma organizada y sistemática al mantenimiento.

Sería bonito y justo que los hoteles y los residentes salgan a hacer una recolecta para comprar el equipo de mantenimiento y establezcan una asociación público – privada, capaz de organizar y dirigir un espacio nuevo en la ciudad. Por supuesto, el Estado debe contribuir con una institución y recursos, pero no dejemos que sea el papá Estado, nosotros, sociedad, aprovechemos un lugar que es para todos, contribuyendo y creando conciencia del valor de los espacios.

Debemos dar un primer ejemplo de la importancia de los parques, comencemos a crear la conciencia de la utilización y el mantenimiento. Arriba corazones, Panamá sí tiene oportunidades, no dejemos que la mezquindad destruya lo que cuesta tanto.

-La autora es consultora en turismo.yesimaria@hotmail.com