Temas Especiales

06 de Apr de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Rector Magnífico

En un medio de comunicación se dijo recientemente que en la Universidad de Panamá se daba indebidamente el tratamiento de Rector Magnífi...

En un medio de comunicación se dijo recientemente que en la Universidad de Panamá se daba indebidamente el tratamiento de Rector Magnífico al Dr. Gustavo García de Paredes, quien hoy desempeña ese alto cargo en nuestra Primera Casa de Estudios Superiores.

Reproduzco exactamente lo dicho: “El título de magnífico (...) no se da a los rectores, el único país donde se da el uso indebido a ese calificativo es Panamá, porque el rector magnífico por antonomasia se considera que fue Miguel de Unamuno, quien fue rector de la Universidad de Salamanca, es un título que no utiliza ningún rector en ninguna parte del mundo, salvo en Panamá. Para magnificar al señor”.

Al respecto, me permito aclarar que el primer rector de la Universidad de Panamá a quien se le dio el tratamiento de Rector Magnífico fue al Dr. Octavio Méndez Pereira, su fundador. Y en los últimos años a los doctores Ceferino Sánchez y Carlos I. Zúñiga. El Dr. García de Paredes no fue el primero y de seguro no será el último.

El tema del tratamiento debido a las autoridades académicas puede ser consultado en Internet. La información es abundante. Brevemente transcribo parte de ella, la cual permite apreciar la falsedad de las afirmaciones hechas sobre este asunto.

“Al Rector de la Universidad le corresponde el tratamiento de Excelentísimo Señor, siendo el tratamiento del cargo el de Magnífico. De esta forma el tratamiento correcto es el de excelentísimo señor Rector Magnífico, (...). Habrá que esperar hasta 1931 para que en el Real Decreto de 10 de enero se establezca que los Rectores, mientras desempeñen el cargo, tendrán el tratamiento de Magnífico, estableciendo a su vez, la equivalencia de éste con el de Excelentísimo Señor, siendo no obstante en la Ley de Ordenación de la Universidad Española de 29 de julio de 1943, en la que se determina claramente que el Rector tendrá los tratamientos de Excelentísimo y Magnífico”. Sea.

*Profesor titular de Filosofía.mmontielg@hotmail.com