Temas Especiales

20 de Jan de 2021

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

El temor de Dios es el amor

JORGE DE LAS CASAS*. Al Papa Benedicto XVI se le preguntó recientemente “¿Tiene usted a veces miedo de Dios? Su respuesta es como siemp...

JORGE DE LAS CASAS*

Al Papa Benedicto XVI se le preguntó recientemente “¿Tiene usted a veces miedo de Dios? Su respuesta es como siempre aleccionadora.

El Romano Pontifice constestó: “No tengo miedo de Dios porque Dios es bueno. Naturalmente, soy consciente de mi debilidad, de mis pecados. En este sentido existe un temor de Dios, que es otra cosa diferente del miedo entendido en sentido humano. San Hilario dijo: Á«Todo nuestro temor está en el amorÁ». Por lo tanto el amor implica no temor, sino digamos la preocupación de no contrariar el don del amor, de no hacer nada que pudiera destruir el amor. En este sentido hay algo distinto que no es temor, es reverencia, mucha, de modo que nos sentimos obligados realmente a responder bien a este amor y a no hacer nada que pudiera destruirlo”.

Esta respuesta del Papa aclara la sensibilidad con que debemos acercarnos a Dios, en nuestro trato, en nuestra conversación con él, la que tenemos cuando rezamos (que debe ser igual a la que tendríamos con una persona de nuestra confianza a la que amamos y respetamos mucho).

El hombre que tiene “temor de Dios” en el sentido en que este sentimiento es una virtud —y es al que alude el Papa— no es el que ve al Creador como un terrible castigador que le persigue, sino el que siente ante Él un delicado rubor frente a la posibilidad de ofenderle, porque Dios es bueno, “porque es mi Padre, porque me ama”. Así como no deseas ofender ni lastimar a una persona cercana a quien amas, no deseas lastimar a Dios. De eso se trata.

Este sentimiento de “temor” (respeto, delicada reverencia del alma) es el que es capaz de transformar a las personas porque en el fondo de los corazones es un principio de santificación. Es el que nos hace capaces de cosas nobles por el amor hacia los demás, empujado, “urgido por el amor de Cristo”. Aquel que nos enseñó que Dios es nuestro Padre y nos ama, nos de fuerza para vivir ese temor-amor.

*Filósofo e historiadorjordi1427@yahoo.com.mx