Temas Especiales

01 de Apr de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

Los cien millones, perdón, los cien días de Martinelli

Nepotismo rampante con los cargos más suculentos para parientes cercanos, inseguridad agobiante, “show” mediáticos para anunciar rebajas...

Nepotismo rampante con los cargos más suculentos para parientes cercanos, inseguridad agobiante, “show” mediáticos para anunciar rebajas de energía y alimentos que nunca se dan, multimillonarios contratos directos. Bulla, fanfarria y frases altisonantes, a la búsqueda de aplausos fáciles, pero pobres resultados.

Esta es la ejecutoria del gobierno del presidente Ricardo Martinelli, quien ganó las elecciones prometiendo el cambio, o sea, no caer en viejas prácticas de sus antecesores y ser transparente?

La designación del cuerpo diplomático tiró por la borda lo prometido por Martinelli: hermanos y hermanas de ministros, hijos de altos funcionarios y de un alcalde, son solo algunos de los casos más destacados de la parentela que fue designada en consulados y embajadas.

Y es que, tal como lo destacó la nota editorial de un diario, la misma mayoría que lo eligió, repudia que el mandatario, incumpliendo su promesa de romper con esquemas practicados por los políticos tradicionales, no haya acabado con “ el nepotismo y amiguismo ”. Lo del Tránsito fue de antología: una directora que denuncia un acto irregular se tiene que ir, en medio de mensajes confusos, y al final una versión oficial informa que todo se debió a la metida de dedos, pues se trataba de errores mecanográficos.

Otro anuncio mediático fue la rebaja de la energía eléctrica, y la repercusión positiva de tal “ logro ”, tanto en la reducción de la tarifa como en el precio de los alimentos. Al final ni lo uno, ni lo otro, porque los que sí ya gozan de estos beneficios no son los ciudadanos de a pie, sino los grandes empresarios y dueños de supermercados, pero a pesar de eso el precio de los alimentos sigue igual o más alto que antes.

La inseguridad escandaliza y da terror. Fue uno de los principales temas de campaña y al cual el presidente sacó filo político. No hay visos de mejoría y, por el contrario, los policías se ensañan con ciudadanos comunes con el aval del director de la entidad; sin que ni el ministro de Gobierno, ni el presidente lo desmientan o desautoricen. Algo que “ raya en lo escandaloso ” son las contrataciones directas, según lo definió el analista político Jaime Porcell; pues se trata de más de cien millones de dólares contratados sin que medie la norma transparente de licitaciones.

“ Y tratan de justificarlo diciendo que son casos de urgencia notoria, pero eso los ha hecho caer en un doble discurso, porque están haciendo ahora lo mismo que le criticaron a sus adversarios del PRD ”, afirmó Porcell.

A este gobierno se le trabó el cambio, fuera de la rofiadera, los descalificativos y las intimidaciones mediáticas; en el fondo hay una caja hueca y sin contenido.

Meter la pata es asunto de Estado y el pan nuestro de cada día, sino que lo diga el alcalde, a quien se le “ extravió ” la visa para entrar a Estados Unidos. Lo más reciente fue el anuncio de carnavales acuáticos en las aguas contaminadas de la bahía de Panamá.

Sin duda, los cien millones, perdón, los cien días del gobierno de Martinelli, dejan una sensación de vacío, después de una fanfarria.

*Periodista.ccamarena2004@gmail.com