Temas Especiales

04 de Apr de 2020

Gilberto A. Moreno M.

Columnistas

RSE en Panamá, ¿existe?

No ha pasado mucho tiempo desde que se asumía que el único objetivo y responsabilidad de las empresas era aumentar su productividad.

No ha pasado mucho tiempo desde que se asumía que el único objetivo y responsabilidad de las empresas era aumentar su productividad y los beneficios económicos.

Hoy en día, producto de la creciente preocupación por las consecuencias no deseadas de la globalización, las empresas y la sociedad en general, estamos tomando consciencia de los perjuicios que puede traer a nuestras vidas, no tomar en consideración que las actividades que desempeñamos afectan, positiva o negativamente nuestra calidad de vida.

Esto nos lleva a preguntarnos, ¿realmente estamos aplicando la Responsabilidad Social Empresarial en Panamá (RSE)?

Afortunadamente sí, un número creciente de empresas, universidades, ONG, instituciones gubernamentales, gremios, entre otros, está creando conciencia sobre que la RSE no se suscribe únicamente a las acciones sociales o ambientales que se desarrollan en las comunidades, sino que trasciende al diálogo y la interacción con los diversos actores.

El despertar de esta nueva visión de negocios, sin considerar los productos o servicios que las empresas ofrezcan, les ha permitido integrarse exitosamente en una relación de respeto con las personas, los valores éticos, la comunidad y el medio ambiente.

Por tales razones, en la actualidad las empresas están dirigiendo su mirada a la realización de operaciones sustentables en lo económico, social y lo ambiental, respetando los intereses de su entorno, preservando el medio ambiente y la sustentabilidad de las futuras generaciones.

Asociaciones sin ánimos de lucro, como Sumarse, buscan que la RSE sea incorporada en nuestro país como forma de hacer negocios y desarrollar estrategias competitivas que les permitan a sus miembros ser sinónimo de una organización comprometida con la sociedad y el medio ambiente.

Gracias a los invaluables esfuerzos de organizaciones como estas y sus miembros, Panamá ha logrado posesionarse a nivel mundial como uno de los países de América Latina y el Caribe que han mostrado estar altamente comprometidos con el cumplimiento del Pacto Global.

Los beneficios sociales son palpables y la evolución e integración de las empresas con su entorno les ha permitido maximizar los mismos, en pro de formar parte activa de la solución de los problemas sociales de una manera sostenible, utilizando todas las herramientas que tengan a su disposición.

Tanto nacionales como extranjeros radicados en este gran país, debemos crear conciencia de la responsabilidad que nos atañe en ser transparentes y comunicativos con la sociedad sobre los impactos positivos y/o negativos que puedan generar las actividades empresariales que desarrollemos.

Recordemos, la RSE nos guía hacia una actuación consciente y comprometida de mejora continua que permitirá a las empresas generar valor agregado para todos y con ello ser sustentablemente competitivas en un mundo que está en constante cambio.

ESTUDIANTE DE MAESTRÍA - UIP.