Temas Especiales

28 de May de 2020

Paulino Romero C.

Columnistas

En torno al aprendizaje reflexivo

El aprendizaje reflexivo tiene gran significación en la vida del hombre. Su progreso se debe a su condición de ente de pensamiento

En torno al aprendizaje reflexivo
En torno al aprendizaje reflexivo

El aprendizaje reflexivo tiene gran significación en la vida del hombre. Su progreso se debe a su condición de ente de pensamiento. Su actitud de indagación frente a los problemas puede desarrollarse o aprenderse.

La separación del aprendizaje por razonamiento o solución de problemas de otros aprendizajes es en gran parte artificial. La solución de problemas podría definirse en forma tan amplia que incluiría todos los aprendizajes. Una necesidad sentida es el comienzo de cualquier aprendizaje. Al sentirse el individuo incómodo cuando se percata de una dificultad, experimenta tensión y desequilibrio, estado que le exige un nuevo ajuste. He ahí el problema.

En la solución de problemas, el individuo se vale de su experiencia y conocimiento para encarar situaciones difíciles, que requieren un nuevo enfoque. La capacidad para resolver problemas mediante la reflexión o el razonamiento se desarrolla gradualmente. Comparado con el adulto, el niño está en desventaja en este sentido, ya que es menos sensible a los problemas, sus conceptos son inferiores en cantidad y calidad, carece del juicio crítico que proporciona la madurez y es incapaz de sostener la atención y de enfocar las dificultades objetivamente.

¿Qué es un problema? Un problema es el motivo que pone en marcha el pensamiento y dirige el proceso reflexivo hacia la búsqueda de una solución adecuada. Al afirmar que el problema es un motivo se hace hincapié en su naturaleza subjetiva, ya que aquel no existe aparte de quien lo experimenta. Un ejercicio del libro de aritmética no es un problema hasta tanto el alumno no lo conciba o lo sienta como tal. La solución de problemas es el proceso de superar barreras que se oponen al esfuerzo del individuo por alcanzar la meta que satisfaga una necesidad.

Una situación problemática es aquella que exige una respuesta del individuo que no tiene disponible. Ante el medio cambiante que rodea al ser humano, este tiene que ajustarse continuamente. A menudo las circunstancias ambientales son complejas y difíciles para la experiencia y el juicio del individuo, siendo inadecuados sus modos usuales de aprender.

Thorndike señala tres elementos presentes en todos los problemas. En primer término, el individuo se orienta hacia cierto objetivo, sintiéndose estimulado a alcanzarlo. Segundo, hay obstáculos que le impiden el progreso hacia la meta. Tercero, las formas corrientes o previas de responder de que dispone el individuo no son apropiadas para vencer las dificultades y alcanzar el objetivo. Además de un estado de necesidad, así como poder anticipar el resultado requerido para aliviar la tensión. Desde el vago estado de necesidad hasta que el individuo tiene plena conciencia de lo que necesita, siéndole posible formular claramente el objetivo que se requiere, existen distintos grados de conciencia del individuo respecto a lo que el problema realmente es. Sin embargo, es preciso también tener cierta idea de lo que se necesita para resolverlo.

El maestro debe tener en cuenta que lo que para él es un problema puede que no lo sea para el alumno. No debe presumirse que una supuesta situación problemática constituya un problema genuino para todos los discípulos. Los seres humanos varían en inteligencia, experiencia, motivación y otros factores que son importantes en la determinación de lo que en realidad constituye un problema.

Thorndike diferencia entre problemas prácticos y problemas intelectuales. Mientras en los primeros el individuo necesita actuar, en los segundos necesita comprender. Frente a los problemas prácticos, el individuo tiene que ejecutar determinadas acciones, tales como la de encontrar una ruta para llegar a cierto sitio, prepararse para un examen, leer un libro para enterarse de su contenido, etcétera. En los problemas intelectuales, lo que se requiere es comprensión. ¿Por qué hay noches y día? ¿Cómo se explica la caída de los objetos? ¿Qué permite volar al avión?

Recordamos que los ajustes personales y sociales se aprenden, y que rigen respecto a ellos los mismos principios generales que se aplican a otros tipos de aprendizaje. La escuela necesita dar mayor importancia a los ajustes. La eficacia y el valor social de los otros aprendizajes dependen en gran parte de los ajustes personales y sociales del individuo.

MAESTRO DE CIUDADANOS