Temas Especiales

10 de Jul de 2020

Ramiro Campos

Columnistas

Relación entre los insumos del Sistema de Salud, elementos del presupuesto y las categorías de gastos

La relación entre los recursos humanos y de atención de la salud es muy compleja, y esta requiere de mayor análisis y estudio.

Cuando se pertenece a la asistencia sanitaria, los recursos humanos se pueden definir como los diferentes tipos de personal clínico y no clínico responsables de la intervención de salud pública e individual. Como sin duda el más importante de las entradas del Sistema de Salud, el rendimiento y los beneficios que el sistema puede entregar dependerá en gran medida de los conocimientos, las habilidades y la motivación de las personas responsables de la prestación de servicios de salud.

Asimismo el equilibrio entre los recursos humanos y físicos también es esencial para mantener una combinación adecuada entre los diferentes tipos de promotores de salud y cuidadores para asegurar el éxito del sistema. Debido a sus diferencias obvias e importantes, es imperativo que el capital humano sea manejado y administrado de manera muy diferente al capital físico. La relación entre los recursos humanos y de atención de la salud es muy compleja, y esta requiere de mayor análisis y estudio.

Tanto el número y el costo de los recursos consumibles de la salud (medicamentos, prótesis y material desechable) están subiendo astronómicamente, que a su vez pueden aumentar drásticamente los costos del cuidado de la salud. En los sistemas financiados con fondos públicos, el gasto en esta área puede afectar a la capacidad para contratar y mantener los profesionales eficaces. En ambos sistemas financiados por el Gobierno y pagados por el empleador, las prácticas deben ser desarrolladas con el fin de encontrar el equilibrio adecuado de suministro de mano de obra y la capacidad de los profesionales para la práctica de manera efectiva y eficiente. Un practicante sin herramientas adecuadas es tan ineficaz como tener las herramientas sin el practicante.

Al examinar los sistemas de atención de salud en un contexto mundial, surgen muchas preguntas, Algunos de los temas de mayor relevancia que se tratarán con más detalle incluyen el tamaño, la composición y la distribución de la fuerza laboral del cuidado de la salud, las cuestiones de entrenamiento laboral, la migración de los trabajadores de la salud, el nivel de desarrollo económico de un país y los factores culturales y sociodemográficos.

La variación de tamaño, distribución y composición entre trabajadores de la salud es de gran preocupación. Por ejemplo, el número de trabajadores de la salud disponibles en un país es un indicador clave de la capacidad de ese país para proporcionar el suministro e intervenciones. Los factores a considerar cuando se determina la demanda de servicios de salud en un país en particular, debe incluir las características culturales, las características sociodemográficas y los factores económicos.

La formación de los trabajadores es otro tema importante. Es esencial que el personal de recursos humanos considere que la composición de la fuerza laboral de salud, tanto en términos de categorías de habilidades como en niveles de formación, requieren de nuevas opciones para la educación y en la formación continua de los trabajadores, para asegurar que la fuerza de trabajo esté preparada para satisfacer las necesidades actuales de un país en particular y las futuras necesidades. Una fuerza de trabajo debidamente capacitada y competente es esencial para cualquier sistema de salud con éxito.

La movilidad y la migración de los trabajadores de salud pueden crear desequilibrios adicionales que requieren una mejor planificación de la atención a los temas de remuneración y demás beneficios y una mejor gestión global de la fuerza de trabajo. Además de los incentivos salariales, los países en desarrollo necesitaran utilizar otras estrategias, como la vivienda, la infraestructura y las oportunidades para la rotación en el empleo para reclutar y retener a los profesionales de la salud , ya que muchos trabajadores de la salud en los países en desarrollo están mal pagados, poco motivados y muy insatisfecho .La migración de los trabajadores de la salud es una importante temática de los recursos humanos que debe ser cuidadosamente medida y controlada.

Otra cuestión que se plantea al examinar los sistemas globales de cuidado de la salud es el nivel de desarrollo económico de un país. Hay evidencia de una correlación positiva significativa entre el nivel de desarrollo económico de un país y su número de recursos humanos para la salud. Los países con mayor producto interno bruto (PIB) per cápita gastan más en cuidado de la salud que los países con menor PIB y que tienden a tener mayores fuerzas de trabajo de salud. Este es un factor importante a tener en cuenta al examinar y tratar de aplicar soluciones a los problemas en los sistemas de atención de salud en los países en desarrollo.

CATEDRÁTICO UNIVERSITARIO.