La Estrella de Panamá
Panamá,25º

23 de Oct de 2019

Carlos Eduardo Rubio

Columnistas

Constituyente Sí: por un mejor país

Han surgido múltiples debates de cómo se debe realizar este proceso. Muchos sugieren que debe ser por medio de un Acto Constitucional

Nuestra Constitución Política, creada en 1972, la cuarta Carta Magna de nuestra República, ha sido reformada en cuatro ocasiones, buscando siempre los mejores intereses del país. Ahora el panorama nos lleva a una iniciativa de crear una nueva Constitución, lo que obedece a la necesidad y urgencia de la sociedad panameña de hacer grandes cambios, y de esa manera defender el pleno ejercicio de los derechos fundamentales. Con este cambio buscaríamos fortalecer la separación de los poderes, impulsar la descentralización del poder público, garantizar el desarrollo sostenible con equidad y cambiar la forma y el proceso de cómo se eligen a los magistrados de la Corte Suprema de Justicia.

Han surgido múltiples debates de cómo se debe realizar este proceso. Muchos sugieren que debe ser por medio de un Acto Constitucional, establecido en la Constitución en el artículo 313, pero lo cierto es que la mejor forma de adoptar una nueva Constitución es por medio de una Asamblea Constituyente Paralela, establecida en el artículo 314, por el hecho de que se puede elegir a las Constituyentes mediante una convocatoria pública. Habiendo dicho esto, dicha convocatoria es fundamental, ya que la Carta Magna de nuestra República tiene que estar elaborada por las personas más preparadas del país.

Como parte de este proceso, buscamos hacer que el pueblo panameño sea parte de la historia, otorgándole la opción de elegir lo mejor para nuestro país, ya que el Tribunal Electoral acogería la iniciativa propuesta de una quinta papeleta, el día 5 de mayo próximo, para que se confirme si el pueblo está de acuerdo o no, con una Asamblea Constituyente Paralela y luego realizar el proceso de convocatoria para la elección de los constituyentes antes mencionado. Y es que de eso se trata la democracia, de que todos tengamos la oportunidad de elegir lo más inteligente para nuestro país.

Tomemos también en cuenta que podemos aprovechar que en esa se fecha donde se realizan las elecciones generales para los cargos de presidente, diputados, alcaldes, representantes y concejales de la República, de esta manera Panamá se ahorraría millones de dólares en un proceso exclusivo para la consulta sobre una nueva Constitución.

Este es un tema tan esencial para Panamá que no podemos permitir que diferencias políticas ni intereses personales entorpezcan el proceso. En virtud de lo anterior, buscamos fortalecer la democracia como un sistema de pesos y contrapesos, modernizar el aparato estatal, seguir las nuevas tendencias en materia constitucional y lograr una Constitución política que frene el posible abuso del poder.

Esta iniciativa, busca interpretar con fidelidad la aspiración de una amplia mayoría del pueblo panameño, que se resume en vivir en un país donde esté garantizado el pleno ejercicio de los derechos fundamentales y la adecuada representación política de todos los sectores, y donde el ejercicio del poder público esté firmemente sometido a los límites constitucionales y legales.

Por último, los exhorto a todos a apoyar este proyecto, seamos parte de este movimiento que impulse una vida más soberana para todos los panameños. Algunos comentarán sobre los posibles traumas del proceso para la economía, pero si los cambios no se dan pronto seguiremos dándole largas al asunto y jamás se podrá concretar la nueva Constitución. Necesitamos de un proyecto nacional que nos una a todos como nación y que fomente llevar a Panamá a ser un país del primer mundo, y este proyecto es crear la nueva Constitución Política.

MINISTRO DE GOBIERNO.