Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Demetrio Olaciregui Q.

Columnistas

Instan a guerrilla africana aceptar autonomía para el Sahara

Esa posición la planteó en un artículo publicado en Peruinforma, bajo el título

El Frente Polisario debe aprovechar la oportunidad histórica que le ofrece el proceso de diálogo político impulsado por Organización de las Naciones Unidas (ONU) y aceptar la autonomía propuesta por el Reino de Marruecos para resolver el conflicto creado alrededor del Sahara Occidental, acaba de  plantear Ricardo Sánchez Serra, fundador y presidente del Consejo de Amistad del Perú con esa guerrilla africana.

“Solucionar el estatus del Sahara Occidental conviene a la región con respecto a la seguridad y al desarrollo económico”, subrayó Sánchez Serra. El problema es que la guerrilla separatista se ha quedado estancado en el pasado “en la posición de la independencia, considerada por muchos países influyentes como  anacrónica y un salto al vacío, por lo que podría significar un Estado fallido y foco contra la paz y la seguridad”.

Ese espectacular cambio de posición de un prominente aliado del Polisario en América Latina es una demostración de que entre sus filas hay quienes buscan salir del estancamiento y el inmovilismo. También es un llamado a actuar con “pragmatismo y  realismo” ante un proceso que ha entrado en una especie de callejón sin salida.

“Somos muchos, entre los apoyos internacionales del Polisario que pensamos que éste debe aprovechar la ocasión histórica que se le abre con el proceso político de la ONU y aceptar el autogobierno con garantías internacionales propuesto por Marruecos”, resaltó Sánchez Serra.

Esa posición la planteó en un artículo publicado en Peruinforma, bajo el título

“Sahara Occidental: ¿Y por qué no una autonomía?", en referencia a la propuesta presentada por Marruecos en el 2007 ante el Consejo de Seguridad de  ONU como solución política a un diferendo que se ha prolongado por 44 años y compromete la estabilidad y seguridad regional.

“Son muchos los que piensan lo mismo dentro del Polisario y varios han llegado hasta declarar públicamente su disensión”, añadió Sánchez Serra para quien su compromiso probado durante 10 años de “militancia activa” le confiere “la autoridad moral, el derecho y el deber de ser sincero con mis amigos”, dentro de esa guerrilla africana.

“Creo que ha llegado el momento –recalcó- de hacer un giro crucial en la lucha, de elevarse a la altura de las circunstancias históricas. Y tener la valentía y el coraje de tomar las decisiones determinantes para el futuro  y el bienestar de la población saharaui”, en referencia a las decenas de miles de refugiados que sobreviven en los campamentos de Tinduf, en territorio de Argelia.

Esa es la razón, adujo, por la que “no quiero que mi silencio o mis aplausos me convierten en cómplice de la perduración del drama humanitario en los campamentos de Tinduf”.

Recordó que en 1991 la ONU planteó la posibilidad de realizar un  referendo para que la población saharaui decidiera su destino. “Sin embargo la misma ONU decretó en 2004 la inaplicabilidad de este referendo por razones técnicas y políticas” y ha llamado “a una solución política y negociada del conflicto bajo los auspicios del Consejo de Seguridad”.

Ese máximo organismo de la ONU calificó el plan de autonomía propuesto por Marruecos como "serio, creíble y realista". Estados Unidos lo ha descrito como un "enfoque potencial para satisfacer las aspiraciones de las poblaciones del Sahara", afirmó Sánchez Serra en su artículo.

Para el escritor y analista político la posición del Polisario “está cada vez más aislada y sin futuro”.

Reconoció que, por otro lado, que “Marruecos ha evolucionado su posición sobre el conflicto pasando de una integración total a una autonomía política amplia con garantías internacionales”.

“Su plan de autonomía es válido” es propuesto por un “Estado moderno y maduro, con tremendo potencial de desarrollo”.

Mientras la guerrilla africana y Argelia enfrentan reveses en el escenario diplomático internacional, como el respaldo de la Unión Africana al liderazgo exclusivo de la ONU en el tema del Sahara, Sánchez Serra es del criterio de que Marruecos recoge los beneficios de una política exterior apegada a la realidad internacional.

Eso se pone de manifiesto -formuló- en el hecho de que la Unión Europea renovó los acuerdos pesqueros, comerciales y agrícolas con Rabat incluyendo el territorio del Sáhara marroquí, en rechazo de los argumentos presentados por el Polisario para excluirlo de esos compromisos.

A eso se sumó el apoyo de Estados Unidos al plan de autonomía de Marruecos, y la extensión por quinto año consecutivo las relaciones comerciales, de cooperación y la asignación de fondos para el desarrollo de las provincias del Sahara marroquí.

“Estos logros a favor de Marruecos son contundentes”, subrayó.

Describió a la población saharaui -en muchos casos retenida contra su voluntad- sobreviviendo por cerca de medio siglo en “desiertos áridos, asistida por la cooperación internacional sin perspectivas de futuro y con cada vez un menor apoyo alimentario. Sus familias están divididas y subsisten en condiciones infrahumanas”

“¿No estarían mejor volviendo a sus ciudades originarias y viviendo en unión familiar?”, preguntó Sánchez Serra, donde Marruecos los espera para abrazarlos “generosamente” como “sus hijos pródigos”.