Temas Especiales

20 de Sep de 2020

Aquilino Ortega Luna

Columnistas

'Mirando con luces largas y con sombrero a la pedrá'

Sin duda alguna que el presidente de la República, Laurentino Cortizo Cohen, inició su mandato, “mirando con luces largas y con el sombrero al pedrá”, reafirmando a la vez, el compromiso de atender las solicitudes de los sectores más necesitados del país, lo que queda consignado en las 10 giras de trabajo comunitario realizadas en diversos puntos de la geografía panameña, durante los ocho primeros meses de su administración.

Sin duda alguna que el presidente de la República, Laurentino Cortizo Cohen, inició su mandato, “mirando con luces largas y con el sombrero al pedrá”, reafirmando a la vez, el compromiso de atender las solicitudes de los sectores más necesitados del país, lo que queda consignado en las 10 giras de trabajo comunitario realizadas en diversos puntos de la geografía panameña, durante los ocho primeros meses de su administración. El mandatario ha compartido “cara a cara” en cada uno de estos encuentros con el campesinado, líderes comunitarios, productores y estudiantes, con la gente de a pie.

A su llegada a Palacio, Cortizo encontró un camino con más espinas que rosas. Así lo evidenció en su informe al país ante la Asamblea Nacional, el pasado 2 de enero de 2020. Recordó que encontró la casa el primero de julio pasado, “como si se debieran 10 años de hipotecas, con deudas de agua y luz, un techo con goteras, la refrigeradora dañada, pero además con falta de dinero para pagar la escuela, hacer súper y comprar medicamentos”, pero con el reto sacar adelante la familia. Empero, el actual jefe del Ejecutivo no se achicopaló y declaró con optimismo y esperanza: “aunque no he visto a Dios, lo siento tan cerca”. Al tiempo que estampó el compromiso de sacar el país adelante.

Con el correr de los días, el presidente Cortizo apostó por un estilo de Gobierno en el que la cercanía y el intercambio directo con los ciudadanos, tanto del interior del país como de las áreas urbanas, sea el norte de su administración.

Recientemente en esa mística de trabajo implementada desde el día uno, el presidente completó su Décima Gira de Trabajo Comunitario en la comunidad de Aguas Calientes, corregimiento de la Tronosa de Tonosí, provincia de Los Santos.

“A mí me gusta esto, me siento satisfecho de haber realizado, en ocho meses, diez giras de trabajo comunitario, con las cuales se abre la trocha del Plan Colmena, que involucra el ataque a la pobreza en los 300 corregimientos más vulnerables del país”, argumentó el mandatario.

A su vez dijo: “Tenemos una grandiosa oportunidad de poder estar aquí y servir a la gente. Las cosas no suceden por casualidad, hay que darle sentido a la vida, estamos aquí por algo, de dejar bien marcado este estilo de gobernar con la gente y que se extienda a las próximas administraciones”.

En el encuentro el presidente instó a su equipo de Gobierno a ser “luz de esperanza de las comunidades para las cuales trabajan, porque es una oportunidad de oro, para que sepan que tienen un aliado y que hay gente dispuesta a dar todo para servirles”.

Para el presidente Cortizo Cohen, “no hay desafíos grandes para los buenos panameños que somos la mayoría. Trabajemos en equipo y avancemos, no tengo ninguna duda que después de cinco años de Gobierno dejaremos las bases de un mejor país”.

El mandatario destacó desde su asunción al poder que “el gran desafío de su Gobierno y de todos los panameños, es ir recuperando la confianza entre nosotros, demostrar que podemos hacer las cosas bien”.

El camino no ha sido fácil para la gente de “Uniendo Fuerzas”, a lo largo del recorrido en ocho meses, han encontrado retos por todos lados. Resumiendo lo recibido en la palabra: “Un Desastre”.

El 1 de julio de 2019, el Gobierno del presidente Laurentino Cortizo Cohen llegó con un Plan de Acción, con 125 acciones prioritarias y la misión de ejecutarlas. Tareas que logró en sus seis primeros meses de gestión. El trabajo ha sido incesante para el líder presidencial. Como parte del apoyo al sector agropecuario panameño y de acuerdo a la campaña “Panameño con Orgullo, Consume lo Tuyo”, el nuevo Gobierno adquirió para las Naviferias 288 mil jamones, 100 % de producción nacional.

Posteriormente, el propio presidente Cortizo Cohen, anuncio el compromiso para las Naviferias del 2020 y del Programa de Solidaridad Alimentaria, la compra de 500 mil jamones y 200 mil productos avícolas, también de 100 % de producción nacional.

Paralelamente, en los primeros seis meses el 100 % del arroz vendido por el IMA fue de producción nacional, demostrando que el IMA, es un aliado de los productores panameños.

Como parte del Combate a la Pobreza y Desigualdad la Sexta Frontera, el actual Gobierno emprendió la estrategia de desarrollo territorial definida como el “Plan Colmena”.

El compromiso del “Plan Colmena” es con los 300 corregimientos más vulnerables del país, corregimientos del Panamá de Los Barrios, del Panamá Rural... y el Panamá de Las Comarcas.

Colmena es el alineamiento de las instituciones del Gobierno central con las Juntas Técnicas, o sea, el Gobierno de provincia con los Gobiernos locales y con las comunidades organizadas.

“Colmena es una unión de fuerzas, es esperanza, es palanca y acción coordinada para abrir trochas, resolver problemas multiplicar las soluciones y avanzar todos en la misma dirección”, explicó Cortizo Cohen, ante la Asamblea Nacional a principios de año.

El Plan Piloto Colmena se lanzó el 9 de julio de 2019 y se inició en seis corregimientos del distrito de Capira, Cirí de Los Sotos, Cirí Grande, allá donde Angela Chirú, El Cacao, La Trinidad, Ollas Arriba y Santa Rosa.

Ese día participaron más de mil líderes comunitarios y el resultado fue un plan de acción con prioridades y lecciones aprendidas para ser aplicadas al resto de los corregimientos.

“En la lucha contra la pobreza y la desigualdad tenemos un método de trabajo para llegar a los 300 corregimientos del Plan Colmena, ese método es Tierra Adentro, y se aplica a través de las Giras de Trabajo Comunitario, las GTC”. Indicó el mandatario.

Previo a cada gira, los corregimientos organizados determinan sus tres principales prioridades y eligen un vocero que durante el día de la Gira de Trabajo Comunitario presenta a las instituciones del Gobierno central, al Gobierno de provincia y Gobiernos locales, sus tres principales necesidades, esto es lo que se denomina: Contacto con la gente.

En este proceso de priorizar, escuchar y resolver. Si las prioridades son viables, el Gobierno se compromete a ejecutarlas con las comunidades y el seguimiento se hace a través de nuestra Torre de Control, la Secretaría de Seguimiento a la Ejecución y Cumplimiento.

De esa experiencia se les puede compartir que, en Panamá, hoy día, el agua, caminos, electrificación y trabajo siguen siendo demandas legítimas.

Periodista