Temas Especiales

13 de Jul de 2020

Eva Janeth Bedoya Reyes

Columnistas

La educación panameña: enfrentando la crisis sanitaria COVID-19

El sistema educativo, a nivel nacional e internacional, confronta una crisis. El mismo tiene décadas de sufrir estas carencias (escaso presupuesto educativo, deserción escolar, atrasos de las reformas educativas, poca comunicación con la sociedad, infraestructuras en estado deplorable, ocio de los jóvenes en el uso de la tecnología) en todos los ámbitos y esferas de la institución.

El sistema educativo, a nivel nacional e internacional, confronta una crisis. El mismo tiene décadas de sufrir estas carencias (escaso presupuesto educativo, deserción escolar, atrasos de las reformas educativas, poca comunicación con la sociedad, infraestructuras en estado deplorable, ocio de los jóvenes en el uso de la tecnología) en todos los ámbitos y esferas de la institución. En la misma están inmersas la comunidad educativa y la sociedad. Esta decadencia del sistema educativo es más evidente con la crisis sanitaria (COVID-19) que se vive en la actualidad de manera global. Esta realidad produce consecuencias en los actores, que forman parte del engranaje educativo y que ahora están viviendo en el limbo. Es lamentable que los más afectados son los discentes, los docentes y padres de familia.

La realidad de la educación panameña actual es consecuencia directa de las imprecisiones del sistema educativo como parte integral de un programa de desarrollo nacional. La situación actual pone de manifiesto que las nuevas metodologías y las tecnologías adquieren protagonismo incalculable en el proceso de enseñanza-aprendizaje, como una alternativa en momentos difíciles que padece la sociedad panameña en su conjunto.

Se puede decir que, de manera sorpresiva, se ha hecho una radiografía del sistema educativo panameño y ha puesto en evidencia las debilidades que posee (ausencia de plataforma Meduca). También la fragilidad de algunos centros educativos particulares en sus plataformas virtuales, la ausencia de plataforma virtual para centros educativos oficiales. Esta situación pone de manifiesto lagunas en las infraestructuras de los colegios del Estado y, sobre todo, la brecha digital y la desigualdad que impera en la sociedad panameña.

En la actualidad, es imperativo que el docente se empodere frente al uso de las nuevas tecnologías educativas, adopte una actitud determinante impregnada de optimismo, que le permita fortalecerse y a su vez ejecutar adaptaciones y adecuaciones en las necesidades individuales de los estudiantes y sobre todo aquellos discentes que presenten alguna discapacidad; para que simultáneamente se obtengan resultados favorables en pro del estudiantado. Para ello es indispensable que el educador ejecute sus actividades utilizando herramientas, recursos, estrategias y metodologías empleando las nuevas tecnologías de la información y comunicación (TIC).

De modo que las reformas educativas en la Era Digital, en pleno siglo XXI, crean en el educador un replanteamiento; es decir, permite que los docentes piensen, reflexionen y accionen que existe una generación de jóvenes nativos interactivos, que han nacido observando pantallas, usando un lenguaje táctil, con solo tocar un botón interactúan usando un dispositivo y accesan a la web, obtienen un aprendizaje continuo en la red. Es importante indicar que por sí solo no guía al estudiante y por consiguiente, la mediación del docente digital es relevante, para que el discente obtenga un aprendizaje cognitivo y formativo.

El papel del docente digital debe ser dinámico, competente, innovador, organizador, tutor, asesor y su responsabilidad es transformar la forma de enseñar a los nativos interactivos (millennials), ya que estos jóvenes están acostumbrados al conectivismo de la era digital y sobre todo son cocreadores de su conocimiento.

Finalmente, hay que tomar en cuenta que el docente digital está abocado a cumplir desafíos y tareas como las siguientes: intercambiar información de forma horizontal, guiar procesos de búsquedas, analizar la información, sintetizar el contenido y difundirlo, entre otros.

A menudo los educadores deben estar en permanente preparación, a causa de que están obligados a enseñar, simultáneamente deben capacitarse continuamente con tecnologías de punta e innovaciones (nuevos entornos virtuales) que se presenten en la era digital.

Docente