Temas Especiales

15 de Jul de 2020

Avatar del Samuel Lewis Galindo

Samuel Lewis Galindo

Columnistas

¿Por qué suspendieron las conferencias de prensa?

La señora ministra de Salud, con el apoyo total del presidente Laurentino Cortizo, conformó un formidable equipo integrado por reputados médicos, científicos y otros funcionarios importantes de la administración del Estado.

La señora ministra de Salud, con el apoyo total del presidente Laurentino Cortizo, conformó un formidable equipo integrado por reputados médicos, científicos y otros funcionarios importantes de la administración del Estado.

Originalmente, el Gobierno había autorizado al Ministerio de la Presidencia a hacer las compras por vía directa, los insumos que el equipo de salud necesitaba.

La medida fue tan impopular que el presidente Cortizo, a las tres semanas, tuvo que dar marcha atrás y cambiar la autorización original.

A los dos días, la señora ministra de Salud manifestó que los requerimientos que había hecho el ministro de la Presidencia eran a solicitud de ella. Los médicos y científicos rápidamente hicieron distancia de sus declaraciones. Al día siguiente, sin mayores explicaciones, se suspendieron las conferencias de prensa. En cambio, el Ministerio de Salud sacó un escueto comunicado en que daba algunos datos sobre la pandemia. Eso, por supuesto, no fue del agrado de la comunidad y facilitó que se hicieran toda clase de conjeturas.

La cadena nacional de radio y TV y las conferencias de prensa jamás habían tenido la audiencia que ella había logrado. La inmensa mayoría de los ciudadanos esperaba ansiosa las 6 de la tarde para escuchar los detalles de los avances o retrocesos del virus mortal en el mundo y en Panamá.

Se tiene que aclarar si en el número de “casos nuevos” que se está informando están integrándose también los datos de la CSS y de los hospitales privados, pues si ello no es así las cifras que se están dando no son las correctas. Es un asunto tan importante que merece que esto se explique bien. Ojalá cuando estas líneas salgan a la luz pública se haya aclarado esta diferencia, pues no solo está en entredicho el Ministerio de Salud, sino la credibilidad del propio presidente.

Un grupo de ciudadanos desafecto del Gobierno piensa y dice que el PRD le solicitó a la ministra de Salud que le tirara un “salvavidas” al Ministerio de la Presidencia por las compras hechas. Ella es miembro activo de dicho partido. Otras personas manifiestan que la cancelación de las cadenas informativas y las preguntas de los periodistas se debió a que había gran diferencia de criterios en el equipo que se había formado.

La ministra de Salud y su equipo están tomando medidas prudentes, sin apuros, paso a paso, para ir saliendo de las medidas restrictivas y buscando llegar a la normalidad en el país. Sin embargo, su política, lamentablemente, no ha tenido éxito últimamente; se han producido varios rebrotes del COVID-19 por lo que es peligrosísimo en esas condiciones pasar a la etapa dos que buscaba el Ministerio de Salud. Se comenzó muy bien, pero, al parecer, se ha perdido la brújula y se están dando muchas improvisaciones que podrían hacer, lo que nadie quiere, revocar algunas de las medidas tomadas.

El presidente Laurentino Cortizo ha sido complaciente y ha tomado en cuenta las medidas adecuadas formuladas por la opinión pública y, con ello, ha hecho las correcciones necesarias; también ha demostrado ser un cooperador de los periodistas. La libertad de prensa ha tenido en él un defensor.

La comunidad entera espera que el presidente Cortizo logre reestablecer las conferencias del grupo de Salud y le permita a los periodistas, sin ningunas condiciones, hacer las preguntas que la comunidad se viene haciendo.

Es una aspiración de los panameños vencer al virus. Para lograrlo se debe tener, ahora, más que nunca, mayor disciplina para que cada persona se vaya protegiendo así misma.

Empresario