Temas Especiales

22 de May de 2022

Columnistas

Fernando Manfredo y la minería metálica a cielo abierto (3)

“Sugerimos que se integre una comisión investigadora independiente que divulgue cuáles presidentes y otros funcionarios se beneficiaron del pastel, la rapiña y el caos de Petaquilla, aplicarles la Ley y obligarlos a retornar lo malhabido”

“No voy a hacer un análisis del contrato con Petaquilla Minerals y sus subsidiarias Petaquilla Gold y Petaquilla Copper, creadas en situaciones muy extrañas, con acciones Al Portador”.

“Sin embargo, voy a hacer algunos apuntes al contrato de Petaquilla: La empresa, después de lograr la concesión de exploración, se desapareció físicamente del país por seis años. A su regreso se le reconocieron sus derechos.

La empresa tiene una gran cantidad de exoneraciones fiscales y términos y condiciones muy favorables en cuanto al momento en que debe empezar a tributar”.

“A Petaquilla Minerals se le ha concedido el uso del terreno a B/ 1.00 por hectárea durante los primeros años y con los aumentos posteriores se llegaría a B/ 3.50. El área de la concesión es de 13 600 hectáreas, lo que significa que solo estaríamos recibiendo B/ 13 650 anuales durante los primeros años y B/ 47 600 cuando se suba al máximo. Si se hubiese negociado a los precios recomendados por los expertos de Naciones Unidas se recibirían B/ 335 920 anuales durante los primeros dos años y después B/ 807 840 anuales”.

“La regalía pactada en el contrato de Petaquilla es de 2 %, una cuarta parte del mínimo recomendado.

No se le exige a la empresa consignar un bono para cubrir los gastos en que el Estado incurrirá, en caso de cierre de operaciones, tales como: manejo interino, desintoxicar, cierre de estanques de residuos. remoción de materiales peligrosos, drenajes, mantenimiento después del cierre. Tampoco se le exige un bono de cumplimiento que cubriese desde el principio hasta el final”.

“La experiencia con las minas de cobre es que como el precio es tan fluctuante, cuando estos se caen la operación se convierte en incosteable y las empresas cierran, aunque sea temporalmente, creando un serio problema social con el despido de los trabajadores. Por eso, recomendaban que la empresa se obligase a seguir operando y que presentase desde el principio un proyecto de cierre.

Una fianza de B/ 3 millones, que es la que se le exige a Petaquilla Minerals, es ridícula y no sabemos sobre qué bases se calculó”.

(JY: En Petaquilla se invierten los términos: no es el Estado el que impone reglas a la empresa, sino la empresa la que le dicta al Estado sus propias condiciones. No solo son ridículas las regalías y el bono de cumplimiento, sino que las cifras son indicativas del nivel de soborno involucrado desde 1997).

“En el caso de Petaquilla les preocupaba a los expertos de la ONU la disposición de los desechos y las tinas de relave, señalando que las condiciones topográficas del terreno las dificultaban. Esa fue la razón principal por la cual un consorcio japonés de empresas fundidoras, encabezado por la Mitsui, retiró su interés en el proyecto”.

(JY: Los japoneses sabían que en Petaquilla era y es desaconsejable hacer minería metálica a cielo abierto).

Manfredo: preguntas sin respuestas

“El contrato de Petaquilla fue otorgado en 1997, y la excusa de que el mismo contempla las disposiciones contenidas en una Ley aprobada en 1997 no es aceptable; no había la obligación de ceñirse a la misma, sabiendo que los intereses del país no estaban debidamente protegidos”.

“Para la firma del contrato se desconoció el compromiso adquirido por los jefes de Estado de crear el Corredor Biológico Mesoamericano, que se inicia en los bosques mayas en México y termina en Darién, que tiene como objetivo detener la pérdida de la biodiversidad. Las áreas objeto de la concesión de Petaquilla interrumpen el Corredor”.

“El contrato se suscribió, a pesar de no contar con la institucionalidad necesaria. La Dirección de Minas tiene muy poco peso, como para ejercer su función rectora del subsector minero y que le permitan ejercer su función de una manera que le permita afrontar los desafíos, tanto de eficiencia, como de eficacia y equidad. Esta Oficina está expuesta al grado de influencia política, de su gravitación en los respectivos gabinetes, aunque esté bajo el paraguas del Ministerio de Comercio e Industrias”.

“¿Dónde están las instituciones administrativas para atender los desafíos sociales que son únicos en la actividad minera? ¿Dónde están las instituciones de investigación científica para atender los problemas que crea la explotación minera, en el campo social, económico, tecnológico, ambiental de seguridad humana, salud (enfermedades selváticas, mordeduras de ofidios, picaduras de insectos, como es el caso de Petaquilla)?”.

“¿Quién carga con esos gastos? ¿Dónde están los mecanismos institucionales que garanticen la participación y consulta a las comunidades potencialmente afectadas, que no los obligue a estar recurriendo al defensor del Pueblo?”.

Minería y Estrategia Nacional de Desarrollo

“Considero que la actividad minera debe estar inserta dentro de una Estrategia Nacional de Desarrollo Económico y Social Sostenible que contenga las políticas de largo plazo, tanto globales como específicas. En la elaboración de la estrategia minera deben participar los distintos ministerios y los sectores privados organizados, en especial los grupos ambientalistas, los indígenas y los campesinos”.

(JY: La minería a cielo abierto es incompatible con una estrategia nacional de desarrollo. Antes preguntemos: ¿sobre qué bases negociarán FQM y el Gobierno, si el Contrato de 1997 jurídicamente no existe? La CSJ lo declaró inconstitucional. ¿Serviría el Tratado de 1903 como base para renegociarlo después de que la Corte Internacional de Justicia de La Haya lo hubiese declarado nulo? Obviamente, no. El detalle infantil de que la decisión de la CSJ no aparezca en la Gaceta Oficial también es inadmisible).

Hemos hecho un llamado a que se integre un Movimiento Nacional Unificado para desarrollar una agenda patriótica sin hegemonismos dentro de un espíritu nacional que nos convoque a luchar por Panamá, combatir la corrupción y la impunidad y evitar que se enquisten en el poder grupos minoritarios y empresas transnacionales.

Sugerimos que se integre una comisión investigadora independiente que divulgue cuáles presidentes y otros funcionarios se beneficiaron del pastel, la rapiña y el caos de Petaquilla, aplicarles la Ley y obligarlos a retornar lo malhabido.

Asesor de Política Exterior (1972-1977).