Temas Especiales

20 de Sep de 2020

Avatar del Redacción La Estrella de Panamá

Redacción La Estrella de Panamá

Entre Líneas

Inversión en la docencia

Opinión editorial del 27 de febrero de 2020

La docencia es un apostolado, porque requiere de ese don especial para enseñar a otros; la paciencia de un maestro es un requisito indispensable para quienes se dedican a este trabajo. Panamá, con todos esos golpes por los pésimos resultados de las pruebas internacionales sobre nuestra educación, hace que muchos cuestionen el “buen salario” que ganan nuestros docentes. Sin embargo, la docencia es algo en lo que el país dejó de invertir y quienes se dedicaron a ella en los últimos lustros, fue como un atajo para obtener un trabajo estable con un salario medianamente bueno. En estos días, los maestros y profesores recibirán un ajuste salarial negociado en tiempos de la administración Martinelli que pone a un maestro a ganar como mínimo 1251.40 dólares al mes y un profesor 1301.40 dólares. ¿Es esto una buena paga? Comparativamente Panamá está muy por arriba de nuestros vecinos, porque un docente en Ecuador gana unos 817 dólares al mes, mientras que en México 350 dólares al mes. Pero cuando se compara con los países donde la educación es superiorísima, Panamá queda muy por debajo. En Italia un docente gana poco más de dos mil dólares al mes, mientras que en Japón llega a 2500 dólares al mes. Pero Luxemburgo paga seis mil dólares al mes a un docente; Estados Unidos, 3500 dólares; y Alemania, 4500 dólares. Panamá, si bien está por debajo, ha iniciado una inversión respetable en la docencia y maestros y profesores deben demostrar que ese esfuerzo vale la pena, porque sí están mejor pagados que cualquier otro profesional en el país.