05 de Dic de 2021

Entre Líneas

Esfuerzos equivocados

“No es tan alocado comparar estas medidas con un secuestro. Tanto políticos como gremios deben implementar otros mecanismos para lograr sus metas”

La estrategia usada por los políticos, desde hace décadas, es el ataque constante a las acciones de Gobierno. Su tesis es que, entre más minan al Gobierno, sus acciones crecen. Paralelamente, los grupos organizados de la sociedad civil, cuando quieren lograr un objetivo, cierran las principales vías de comunicación. Estos son solo dos ejemplos de acciones equivocadas para alcanzar metas. Aunque sí terminan lográndolas, la pregunta es ¿a qué costo? Por un lado, los ataques a las acciones de Gobierno o los cierres de vías no afectan al funcionario de turno, sino a la sociedad misma. Y es que es la sociedad quien pierde, porque si bien se impide al Gobierno hacer una obra, por ejemplo, es la sociedad la que termina perdiendo la nueva obra. Del otro lado vemos que con las manifestaciones sí se logra captar la atención del Gobierno, pero al costo de afectar a miles de personas. No es tan alocado comparar estas medidas con un secuestro. Tanto políticos como gremios deben implementar otros mecanismos para lograr sus metas. Hacer, por ejemplo, lo que hacen en Japón los sindicatos. No dejan de producir, sino que producen más. Ya es hora de que cambien estrategias, porque como vamos, seguiremos disparando a la propia sociedad. ¡Así de simple!