25 de Feb de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

A veces no entiendo

E stoy seguro que en esta sociedad si uno no entiende algo, entonces, la culpa suele ser de uno mismo; o por lo menos eso es lo que se m...

E stoy seguro que en esta sociedad si uno no entiende algo, entonces, la culpa suele ser de uno mismo; o por lo menos eso es lo que se me ha inculcado. Sé que hace unos días Donald Trump, aspirante a la Presidencia de EU, hizo unos comentarios sobre Jimmy Carter, ex presidente de EU, en los que critica su decisión de traspasar el Canal de Panamá a manos panameñas. Dice que fue un mal negocio; que fue una estupidez.

Cuando se le cuestionó al respecto, el magnate inmobiliario contestó que el problema era de los estadounidenses, no de los panameños, a los que él admiraba. Cuando se le preguntó sobre el trato que le daría a Panamá si llegara a ser presidente de EU, dijo que uno muy bueno, y que como muestra de ello pronto inaugurará un edificio, e incluso está considerando traer de vuelta el Miss Universo.

A veces no entiendo y supongo que es mi culpa. Donald Trump critica a los Estados Unidos diciendo que él no le hubiese dado un trato favorable a nuestro país, como lo hizo Carter, pero que sí lo hará en algún futuro..., cómo lo hizo Carter. Para un hombre de negocios, no entiendo muy bien este negocio; él no hubiese hecho un buen negocio para favorecer a Panamá, pero sí favorecerá a Panamá cuando sea presidente. ¿No es esto una contradicción?

Poniéndolo en términos simples, Jimmy Carter hizo una estupidez que Donald Trump nunca hubiese hecho, pero que sí hará en algún futuro. O por lo menos eso es lo que le dice al pueblo panameño, eso es lo que quiere que creamos, al menos hasta que llegue a ser presidente de Estados Unidos. Luego por ahí el discurso cambia.

El excelentísimo señor presidente de la República de Panamá dijo que las palabras de Trump fueron poco apropiadas y lamentables. Sin duda Donald Trump necesita una lección de política de alguien que sí sabe cómo tratar a su pueblo; de alguien que sabe cómo hacer negocios que beneficien a Panamá.

Martinelli y Trump son hombres de negocios, grandes hombres de negocios; personas que han hecho una fortuna millonaria con sus negocios. Personas grandes, fuertes, decididas, con capacidad, inteligentes, astutos y poderosos; sin duda hombres que pueden sentirse orgullosos por sus grandes logros.

Pero yo a veces no entiendo. ¿Es un buen negocio el bienestar del Pueblo, el bienestar del Planeta? ¿O esto de los negocios es algo más individual?

Como nación debemos preguntarnos si nos beneficia un edificio, la minería, el Miss Universo o si solo son palabras de personas que buscan aumentar su riqueza personal a costa de la mayoría de las personas que habitamos este Planeta que nos pertenece a todos. A veces no entiendo... Y es mi culpa, lo sé, porque la sociedad me lo inculcó así, y por eso no voy a hacer nada. Bueno, quizás escriba un artículo al respecto... Porque no soy nada bueno en esto de los negocios.

*PERIODISTA.