Temas Especiales

09 de May de 2021

Redacción Digital La Estrella

Opinión

‘ Honrar, honra’

En estos días, con la desaparición física del Licenciado Guillermo Ford Boyd, uno de los panameños que expuso su vida por la democracia ...

En estos días, con la desaparición física del Licenciado Guillermo Ford Boyd, uno de los panameños que expuso su vida por la democracia que hoy gozamos, nos obliga a recordar aquellos tiempos en los que luchamos con pañuelos blancos, pitos, pailas y caravanas cívicas, para devolverle a nuestra patria esa democracia que habíamos perdido.

Nos exponíamos a los ‘dobermans’, ‘pitufos’ y grupos de asalto que nos atacaban con bombas lacrimógenas, chorros de agua, varillas y bastones de caucho duro que nos asfixiaban unos, y dejaban tremendos moretones los otros, aparte de las persecuciones domiciliarias. Muchos fueron los héroes anónimos que sufrieron estas arbitrariedades. Algunos fueron encarcelados por semanas, sufriendo toda clase de vejámenes en la Cárcel Modelo y en Coiba.

Recuerdo una manifestación frente a la iglesia Del Carmen: se soltaron unos globos blancos, quedando atrapados entre los dedos de la Virgen María. Dijimos, entonces: ‘vamos a triunfar, porque la Virgen está con nosotros’, y así sucedió. La democracia volvió y aprendimos a cuidarla, para que no nos falte nunca más.

No podemos hacer memoria de estos hechos cívicos, en los que participó todo el pueblo desinteresadamente y con patriotismo, sin mencionar al Dr. Ricardo Arias Calderón, quien primeramente liderizó este movimiento bajo la bandera blanca con la Estrella Verde, que llenaba a lo ancho y largo las calles y que representaba a la Democracia Cristiana.

Fue el Dr. Arias, un incansable luchador por el restablecimiento por nuestros derechos democráticos. Le tocaba por derecho y aclamación encabezar la nómina presidencial, pero presiones de ciertos grupos lo llevaron a declinar el puesto que le correspondía de primero en la nómina presidencial. Con el desprendimiento y caballerosidad que le caracteriza y por la paz, el bienestar y deponiendo todo interés personal, cedió la cabeza al Licenciado Guillermo Endara Galimany, quedando la nómina conformada de la manera que la conocemos.

Se ganaron las elecciones de manera abrumadora. Fue la intervención de los Estados Unidos la que hizo respetar la voluntad del pueblo, expresada en las urnas y se instauró entonces el gobierno: Guillermo Endara, presidente; Ricardo Arias, primer vicepresidente; Guillermo Ford, segundo vicepresidente.

Ese día el pueblo salió a las calles a festejar con pitos y camisetas con las banderas cruzadas de Panamá y los Estados Unidos, que decían ‘Causa Justa’, no es una invasión, es liberación. También sentimos la pérdida de vidas y bienes que se dan cuando intervienen las armas. Estos hechos se dieron debido a la ambición de poder y terquedad del régimen militar que nos gobernaba.

En esas elecciones el Partido Demócrata Cristiano fue el más votado, con una fuerte presencia en la Asamblea, pero no con mayoría absoluta, y poco a poco el gobierno presidencialista e intereses partidistas fueron anulando esa fuerza hasta no tomar en cuenta el primer vicepresidente y sacar al partido de la coalición con acusaciones absurdas de golpe de Estado. Esto hirió profundamente al PDC, separó y debilitó irremediablemente la fuerza opositora. En la siguiente elección ganó el PRD, grupo político que siempre respaldó la dictadura.

El Dr. Ricardo Arias Calderón, no es una persona rencorosa, a pesar de los golpes morales que ha recibido. Sabe perdonar y con luces largas siempre busca el bienestar de nuestro país.

Le critican algunos y no le perdonan el haber apoyado al PRD por su trayectoria militarista, de apoyo a la dictadura, pero cuando Martín Torrijos se le acercó, ya la democracia estaba consolidada y asentada fuertemente. Él le pidió consejo y le mostró su admiración. Confiado en el joven bien intencionado que mostraba ser, lo aconsejó con patriotismo y apoyó. En la oposición no tenía entrada. Siempre ha creído en la reconciliación, en el desarrollo, en la prosperidad, la igualdad y oportunidades de vida y bienestar para todos los panameños.

*RELACIONISTA PÚBLICA.