Temas Especiales

25 de Oct de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Mi situación actual...

A ctualmente estoy en casa en reposo total, por un acuerdo entre el médico cardiólogo y mi persona, para no permanecer en los pasillos d...

A ctualmente estoy en casa en reposo total, por un acuerdo entre el médico cardiólogo y mi persona, para no permanecer en los pasillos de la sala de urgencia, que está llena de pacientes, con toda clase de enfermedades, todos juntos, hombres y mujeres, del Complejo Metropolitano, mientras me realizan los exámenes radiológicos.

Para un ecocardiograma, tuve que esperar tres días en la Sala de Cuidados Críticos y no lo hicieron y luego seis días en mi casa para que lo realizaran y ahora debo esperar seis días más para que hagan un ECOTRANSESOFÁGICO, el próximo martes 3 de mayo, indispensables para determinar el diagnóstico del daño al corazón, luego del INFARTO.

En medio de esto estoy realizándome las diálisis en el Complejo Metropolitano, sin un equipo médico llamado DESFIBRILADOR CARDIACO, que se lo robaron hace más de un año y la investigación no termina y mientras tanto no lo reemplazan. En cada sala de hemodiálisis debe haber uno, por obligación, para que si ocurre un evento de urgencia el paciente tenga una oportunidad de seguir con vida.

Situación de la que hemos alertado al Servicio de Nefrología, a cargo del Dr. José Manzanares y a la Dirección General de la CSS, a ver si la resuelven, no solo por mí, sino también por los 330 pacientes que reciben tratamientos en esa sala de hemodiálisis y mantienen iguales riesgos que los míos. Todos los médicos que me atienden me dicen que aún estoy en un estado delicado del corazón y lo agrava la diálisis; sin embargo, el tiempo transcurre lento —y a una velocidad que no comprendo— para tener mi diagnóstico final y que los médicos de cardiología puedan actuar, para mejorar mi condición clínica.

En medio de todo esto, faltan insumos para obtener todos los resultados de los laboratorios químicos, indispensables para el diagnóstico y medicamentos para la terapia del tratamiento para mantenerme estable mientras espero el diagnóstico final; como por ejemplo: los insumos para saber los valores de los niveles de fósforo, medicamento para controlar el PTH y el cardevidol de 6.25 para el corazón.

Estoy enfrentando todo esto, es lamentable y soy uno de los miles de panameños que viven situación peor en los servicios de salud que brinda la C.S.S.

Pero... , a mí no me pueden botar de laborar en la C.S.S., por protestar a favor de los pacientes, porque no trabajo allí; pero sí me pueden empujar al Cielo, ante tanta demora para mi tratamiento al corazón.

*PACIENTE DE HEMODIÁLISIS.