18 de Oct de 2021

  • Redacción Digital La Estrella

Opinión

¡Fuego!

Para que ocurra un incendio, deben existir tres elementos: oxígeno, calor y algo que ayude a la combustión o material combustible.

Para que ocurra un incendio, deben existir tres elementos: oxígeno, calor y algo que ayude a la combustión o material combustible.

El oxígeno lo encontramos alrededor nuestro, ¡si no estaríamos todos muertos! El calor, abundante en nuestro medio ambiente por medio de sistemas eléctricos, y demás.

Y el material combustible, pues, ¡casi todo es combustible! La ropa, las maderas, el papel, la gasolina, diesel, lubricantes, gases comprimidos en su mayoría, plásticos, etcétera.

Los incendios se deben combatir inclusive antes de su nacimiento.

Prevención.

Debemos prevenir que los tres elementos anteriormente mencionados se matrimonien.

Si logramos esto, no hay por qué preocuparse. Siempre y cuando tengamos los materiales combustibles lejos del calor y del oxígeno abundante, podremos no tener las pérdidas incalculables que pudieran ser causadas por un incendio, incluyo la vida. Es la mejor manera.

Agregamos un poco de capacitación... o concientización, y podemos vivir seguros.

Para el postre, agregamos sistemas de detección y alarma para alertar a los demás de que algo está pasando, y ¡listo! Tenemos un buen programa de prevención de incendios.

Con tres simples medidas de prevención podremos evitar pérdidas millonarias, inclusive pérdida de vidas y/o salud.

*EXPERTO EN SEGURIDAD.