Temas Especiales

24 de Feb de 2021

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Otros cambios sugeridos por G. Endara

Para continuar con la reseña de varios temas de fondo a incluir en una nueva Constitución Política emanada de una Constituyente, que pla...

Para continuar con la reseña de varios temas de fondo a incluir en una nueva Constitución Política emanada de una Constituyente, que planteaba Guillermo Endara en su propuesta electoral en el 2004, me refiero esta vez a algunos tendientes a garantizar la honestidad del funcionariado y eliminar privilegios oprobiosos que separan a quienes los disfrutan, de aquellos que carecen de ellos. Los ricos se cuidan solos —decía—, mientras que el gobierno debe preocuparse por los pobres y humildes, que no tienen quien los defienda.

Entre sus propuestas relativas a la transparencia y rendición de cuentas de los funcionarios: 1. Acceso irrestricto a toda la información estatal para que los ciudadanos puedan ejercer su derecho a controlar las actuaciones de los servidores públicos y el consiguiente deber de estos de rendir cuentas de sus actos. 2. Exigencia a todos los funcionarios —desde el presidente de la República, ministros, directores de entidades autónomas, magistrados de todos los tribunales, jueces, procuradores, diputados, alcaldes, jefes de policía y empleados de manejo— de presentar su declaración de bienes ante notario público al tomar posesión, y luego una vez cada año mientras ocuparan sus cargos y finalmente al concluir funciones, entendiéndose expresamente que las respectivas escrituras públicas se conservarían en la Contraloría, siendo de libre consulta por cualquier ciudadano. Las declaraciones hechas con anterioridad a la nueva Constitución se harían públicas. 3. Exigencia al presidente de la República de someterse a la interpelación directa de los legisladores cada vez que rinda informes de su administración ante la Asamblea.

En lo relativo a ciertos privilegios de legisladores y magistrados: 1. Limitar la remuneración de los legisladores, prohibiendo las sumas astronómicas que actualmente reciben, mientras el pueblo panameño pasa hambre y grandes sacrificios. 2. Eliminar todas las prerrogativas de legisladores, magistrados y procuradores, incluyendo gastos de combustible, partidas para personal de apoyo, franquicias telefónicas nacionales o internacionales, pasaporte diplomático y exoneración de impuestos de introducción de vehículos, entre otros. 3. Eliminar también partidas cuestionables, como las circuitales para que no sean utilizadas como botín político ni como instrumento o medio de enriquecimiento personal, y todas las partidas secretas o discrecionales. Se permitiría una partida muy limitada en la Presidencia para gastos oficiales imprevistos, establecida en el Presupuesto Nacional; sus desembolsos se harían públicos en un informe detallado cada tres meses.

Sobre un sistema económico armónico, promotor del desarrollo en paz: 1. Garantizar la libertad de empresa en el marco de la economía de mercado y con el cumplimiento de la función social, promoviendo la productividad, una distribución más equitativa de la renta y el pleno empleo. 2. Impulsar la creación y organización de cooperativas para que cumplan sus fines y funciones sociales. 3. Independizar el sistema de seguridad social elevando a rango constitucional la autonomía de la Caja de Seguro Social, la eficiente utilización de sus recursos y prohibiendo intentos de privatizar sus servicios de salud y asistencia social.

Otros temas varios no menos importantes: 1. Promover el derecho que tienen todos a disfrutar de un medio ambiente adecuado para el desarrollo del ser humano, con el deber de conservarlo y con la obligación de todas las entidades públicas del uso racional de los recursos naturales. 2. Descentralización de los gobiernos provinciales y municipales, a fin de que el centralismo en la capital no impida el desarrollo en el resto del país.

Como demócrata consagrado, incapaz de presionar e imponer su criterio sobre los demás, Guillermo Endara proponía una hoja de ruta para que entre todos, democráticamente, nos diseñáramos nuestras propias soluciones. Como un verdadero estadista lo proponía.

EXDIPUTADA DE LA REPÚBLICA.