Temas Especiales

02 de Jun de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Índice de estados fallidos

F und for Peace (Fondo por la Paz), en conjunto con Foreign Policy, ha publicado la octava versión del Índice de Estados Fallidos 2012. ...

F und for Peace (Fondo por la Paz), en conjunto con Foreign Policy, ha publicado la octava versión del Índice de Estados Fallidos 2012. El Índice de 2012 involucra el análisis de un total de 177 países que incluye Panamá. Fund for Peace es una organización sin fines de lucro, apolítica, que labora para prevenir conflictos violentos y promover seguridad sostenible. El Fondo busca desarrollar herramientas practicas y enfoques para la mitigación de conflictos que puedan ser útiles para toma de decisiones de los gobiernos y la sociedad. Foreign Policy es una revista global dedicada a economía, política e ideas.

El Fondo declara que ‘si hay algo que ha quedado claro desde que empezamos a publicar el Índice de Estados Fallidos en 2005, es que el fracaso de un Estado es un problema arraigado y que al mundo le falta todavía mucho para saber cómo arreglarlo’ y más adelante sigue que ‘a pesar de la tendencia general al estancamiento —la puntuación media del índice, elaborado por el Fondo para la Paz y publicado anualmente por Foreign Policy, permanece más o menos sin cambios de un año para otro—, las revoluciones árabes de 2011 demuestran que los cambios radicales todavía son una posibilidad, aunque no una garantía de progreso’.

Agrega que ‘los problemas que acosan a los Estados en proceso de convulsión política suelen ser muy similares: corrupción generalizada, clases dirigentes que monopolizan el poder, ausencia de un sólido Estado de Derecho y graves divisiones entre la población’.

Más, ¿qué es un Estado Fallido? El término se refiere a una serie de condiciones ‘que debilitan al Gobierno en relación a la demanda económica, política y social que hace la sociedad’. En esencia, es un Estado Soberano que ha fallado en la garantía de servicios básicos.

El Índice utiliza 12 elementos que evalúan la capacidad de respuesta del gobierno a las necesidades de sus ciudadanos. Cada elemento recibe una puntuación del 0 al 10, siendo 120 la mayor puntuación que clasifica a un país como Estado Fallido. Bajo este criterio el Fondo jerarquiza a los países como Estados Débiles con evaluación del 0 al 59 y Estados Fuertes con una evaluación del 0 al 60. Siguiendo el orden de ranking del Fondo, entre más cercano esté un país al puesto numero 1, mayor será la probabilidad de ser considerado como un Estado Fallido.

El Fondo explica ‘el mayor énfasis que hace el índice en cuanto a la evaluación de cada país, es el avance que se ha dado históricamente en la búsqueda de la construcción de un Estado capaz de hacer cumplir las leyes de forma uniforme’ y continua ‘el no alcanzar este objetivo se verá evidenciado en las altas tasas de criminalidad, corrupción extrema, un extenso mercado informal, burocracia impenetrable, ineficacia judicial, interferencia militar en la política, y aquellas situaciones en las cuales la sociedad se ve obligada a subsanar de forma independiente las tareas pendientes que el Estado no ha podido llevar a cabo con éxito’.

Fueron analizados 18 países Latinoamericanos, siendo Uruguay el mejor evaluado con 41 puntos. Colombia recibe la peor evaluación con 84 puntos. Panamá ocupa el quinto lugar dentro el grupo de los con un puntaje de 56.1, que nos mantiene en el grupo de Estados Fuertes, seguidos por Brasil con 64 puntos.

Panamá cierra el grupo de los cinco países clasificados como Estados Fuertes, el resto de los países latinoamericanos evaluados, 13 de 18, entran en la categoría de Estados Débiles.

En nuestra Región Centroamericana, Guatemala continua siendo el país con peor evaluación, con una evaluación de 79 puntos. Panamá muestra la segunda mejor evaluación de la Región Centroamericana con 56 puntos después de Costa Rica con 46 puntos.

Observando nuestras tres últimas evaluaciones, vemos que Panamá se ha mantenido dentro de los puestos 130 y 132 y que nuestra peor evaluación ha sido de 59.3 en 2010, al borde del nivel de Estado Débil, cuya situación fue mejorada el año pasado con puntaje de 51.1, siendo esta nuestra mejor evaluación. Sin embargo, en 2012 bajó a 56.1.

Podemos concluir que en los últimos tres años Panamá continúa siendo bien librada en las evaluaciones del Fondo por la Paz, pero que la última evaluación nos acerca a la categoría de Estado Débil y si consideramos que el Fondo mide la capacidad histórica de un país de establecer un Estado de Derecho, implica nuestra necesidad de cambios radicales, eficaces en políticas de Estado y la creación de un clima de mayor paz social que la actual.

BANQUERO Y EXDIPLOMÁTICO.