Temas Especiales

17 de Apr de 2021

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Poesía y política

Esta es la cuarta semana que no atiendo el tema de la politiquería criolla. No veo algo que amerite que le dedique este valioso espacio ...

Esta es la cuarta semana que no atiendo el tema de la politiquería criolla. No veo algo que amerite que le dedique este valioso espacio y el tiempo de ustedes; aunque reconozco que me sigue sorprendiendo el nivel y las ofertas politiqueras. Algarabías pagadas (murgas), gorras, suéteres, los mismos discursos, la misma alharaca. No importa de qué bando sean: no hay nada nuevo. Un video de una precandidata a presidente de la República bailando en una tarima, es de morirse. Mis familiares ya me hubieran encerrado. Dejo eso allí. Seguiré cargando mi vergüenza en silencio.

Como un evento global, este próximo jueves 21 de marzo, se celebra el Día Mundial de la Poesía, fecha declarada por la UNESCO hace 13 años. La UNESCO consideró que ‘en el mundo actual existen necesidades estéticas por llenar. La poesía puede hacerlo si se reconoce su rol social de comunicación interpersonal y si continúa siendo el medio para estimular y expresar el conocimiento’. También señaló que: ‘la iniciativa de una acción global en favor de la poesía le daría reconocimiento y un nuevo ímpetu a los movimientos poéticos nacionales, regionales e internacionales. El objetivo principal de esta acción sería la de apoyar la diversidad lingüística a través de las expresiones poéticas y la de ofrecerle a los lenguajes en peligro de extinción la oportunidad de ser escuchados en sus comunidades’.

En este Panamá, cosmopolita y moderno para algunos, de desventajas y sufrido para otros, habrá actividades en diversos escenarios locales para exaltar el arte poético. La Casa Cultural Huellas (ubicada en calle 1ra. El Carmen) y Ediciones Pelo Malo invitan a festejar la Poesía, el jueves participando del evento ‘Micrófono abierto con música en vivo’, ‘donde puede anotarse para recitar poesía de su autoría como del vate de su preferencia’. El evento comienza a 7:30 de la noche y deben contribuir con el pago de B/. 3.00. Les recomiendo participar de este y otros eventos conmemorativos de tan enaltecedor arte. Para que un país sea verdaderamente de primer mundo, la relevancia que le da a las artes es determinante, especialmente a la poesía en todos los quehaceres de desarrollo humano.

Hace algunos años, resalté la labor que efectúa David Whyte, autor y poeta, que realizaba una labor afanosa por impulsar una conducta entre los ejecutivos de empresas tales como Astra-Zeneca, Boeing, CitiGrupo, entre algunas muy importantes alrededor del mundo, para que redefinieran su proceso de comunicación y mantener conversaciones con los empleados a través de un instrumento inusual para la mayoría de ellos: la poesía.

En el artículo titulado ‘A Larger Language for Business - A Conversation with David Whyte’, publicado en el Harvard Business Review en mayo de 2007, Whyte señaló que: ‘El lenguaje que existe en el mundo de las corporaciones es demasiado pequeño para el territorio de relaciones y colaboraciones en el que hemos ingresado. Para un poeta, esa invitación era muy seductora. La tarea de un poeta consiste en crear un lenguaje lo bastante grande para representar tanto el mundo que habita como el siguiente, el mundo más grande que nos aguarda.’.

Nótese que titulé ‘poesía y política’, porque para cómo va la conducta politiquera de este país, primero debemos trabajar en mejorar la cultura y la conducta política de los que pretenden liderarnos. No solo en la parte de administración de la cosa pública (que mucha falta hace) sino también, en la conducta social política. Que algún día podamos referirnos al proceso como de verdadera interacción ‘política’ y no como lo que sabemos que es: politiquería de baja estopa, deshonesta, corrupta y ruin.

El escritor Paul Richards en un artículo bajo el mismo título que este (On poetry and politics), recordó un discurso de John F. Kennedy pronunciado semanas antes de su asesinato en honor al poeta Robert Frost, quien había fallecido ese mismo año. Kennedy tituló su discurso ‘Full recognition of the place of the artist’ (Reconocimiento pleno al lugar del artista) y Richards se admiró con el párrafo que señala: ‘Cuando el poder conduce a los hombres hacia la arrogancia, la poesía le recuerda sus limitaciones. Cuando la energía reduce las áreas de preocupación del hombre, la poesía le recuerda la riqueza y diversidad de su existencia. Cuando el poder corrompe, la poesía limpia. Porque el arte establece la confianza humana básica que debe servir de piedra angular de nuestro juicio.’.

Para este ambiente que se mueve a velocidades extraordinarias y, para algunos en el mundo corporativo que buscan —ante todo— la creación de riquezas exorbitantes para el provecho y beneficio de muy pocos, la introducción de expresiones literarias y poéticas en su cotidianidad, puede tener el efecto que muy bien señala Whyte: trasformar su lenguaje tecnócrata y el efecto del mismo en un léxico que rediseña sus metas y objetivos en conductas que buscan el bien común y el mejoramiento de las condiciones sociales para las futuras generaciones.

Kennedy ofrece la conceptualización apropiada para el oficio político. Cada quien se dibuja solo y la apreciación poética tiene el potencial de hacer de nosotros figuras humanas capaces de hacer de este mundo un lugar más solidario. Si todos se involucraran en una celebración como esta: politiqueros, empresarios, el tipo del Metro Bus, etc., y no lo descartaran como una actividad de despreocupados, noctámbulos y bohemios, una mejor apreciación por la vida comenzaría a germinar.

COMUNICADOR SOCIAL.