Temas Especiales

26 de May de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

La imagen de Santa María La Antigua

Con la llegada de los 500 años de la creación de la primera Diócesis en Tierra firma, por alguna razón fuimos escogidos para ser los pri...

Con la llegada de los 500 años de la creación de la primera Diócesis en Tierra firma, por alguna razón fuimos escogidos para ser los primeros a quienes los españoles vinieron a Evangelizar. Hemos visto a través de la historia cómo, además de crecer como país, también hemos crecido en religiones y sectas, todas creadas después de que el sucesor de Jesús fundara la Iglesia Católica.

La Iglesia Católica, la iglesia que fundó el apóstol Pedro, ha sido cuestionada por muchos; pero, todos los que conformamos la Iglesia en general somos personas humanas de carne y hueso, por lo que no debemos jamás olvidar, que el único perfecto es Dios.

Qué fácil es juzgar a los sacerdotes, monjas, predicadores cuando algo pasa, pero se nos olvida que Jesús dijo: ‘el que no tenga pecado que tire la primera piedra’. Inclusive Jesús sabía quiénes lo iban a traicionar, aún así amó a sus discípulos y perdonó a quienes lo lastimaron, perdonó en la cruz a un ladrón y le dio palabras de esperanza y salvación.

No somos perfectos y aunque somos agredidos por personas de otras religiones, aún así los respetamos, pero como sucesores de Pedro, debemos defender la Iglesia de Cristo y con ella a nuestra patrona la Virgen de Santa María La Antigua.

Luego de la llegada de los piratas, donde fue saqueada nuestra ciudad y quemada, allí se buscó eliminar cualquier símbolo que recordara que Panamá es una tierra de católicos, quisieron borrar la torre de la Catedral, los conventos, el altar de oro, cualquier imagen y así honrar a la madre de Jesús, y hoy tenemos una oportunidad que una empresa nos regale en los 500 años de celebración, la gran imagen de Santa María La Antigua y el gobierno el terreno, mismo que es criticado, pero que todos los gobiernos por años donan terrenos a católicos, evangélicos, fundaciones y organizaciones. La religión católica fue la primera en Panamá, por ello no se puede negar que en mayoría somos una iglesia Cristiana Católica.

Sí, hay pobres en Panamá, lo veo a diario y lo sufro, he visto en mi caminar cómo muchos hoy viven en comunidades como en la 24 de Diciembre, Pacora, Chilibre, Pedregal, sin agua, gente sin techo, viviendo en penurias y en pobreza extrema, realidad no solo de nuestra ciudad, sino en el interior del país, donde mucha gente vive de la misericordia de Dios. Sin embargo, vivimos de FE y de Esperanza.

Hoy cuestionan una imagen, que será donada para honrar a la madre de Jesús, a la patrona de nuestro país, a la que le llamaron Santa María La Antigua, la misma Virgen María, aquella mujer que aceptó la voluntad de Dios y que encarnó a su hijo. Ella, vivió el dolor más profundo al ver que su unigénito era golpeado, escupido, azotado y coronado con una corona de espina, para luego ser crucificado. Y, ella su madre, la Virgen María, viviendo todo ese dolor, para ella debió ser muy duro.

Pero por alguna razón traen su imagen a nuestro país y somos bendecidos en tener la primera diócesis en Tierra Firme, que bendición de poder hablarle a nuestros hijos, nietos, bisnietos no solo de la historia de nuestro país, sino de cómo hemos transmitido a nuestras generaciones el legado de amor de Jesús, con una iglesia que se renueva cada día.

Una imagen que te permitirá experimentar los mismos o mayores sentimientos que se despiertan cuando vas por San Miguelito y ves la imagen del Cristo Redentor en medio de muchas necesidades, puedes sentir que esa imagen te da fuerza para continuar, así mismo sucede en la provincia de Colón, donde, teniendo la Zona Libre a escasos metros, miles viven en extrema pobreza y que en medio de los problemas van al parque y miran al Cristo Redentor como símbolo de esperanza. Cruzamos el puente de las Américas y vemos y escuchamos los millones que genera el Canal, y los millones que se gastan los gobiernos en obras como el Metro, cuando muchos ni siquiera podrán costearlo por la falta de recursos económicos.

Nuestro país, atraviesa por una gran crisis en estos momentos de falta de ética y valores, donde cada día, cientos de niñas adolescentes quedan embarazadas por el sexo casual, por el libertinaje, donde jóvenes caen en las drogas, donde familias se desintegran y pierden la autoridad de sus hijos, porque la modernización y las nuevas leyes les han quitado autoridad a los padres, donde antes una adolescente se cuidaba, porque pensaba en las consecuencias, pero hoy los parámetros de conductas inadecuadas los ponen como normales, porque el término ‘derechos humanos’ ha sido excedido por agrupaciones que no creen ni tienen fe, mucho menos han vivido de un encuentro con Jesús para entender el significado de esta imagen. Y todo esto nos ha traído como consecuencia la falta de moral y violencia que vemos a diario.

Precisamente porque nuestra sociedad pasa por una gran crisis, es tiempo de transformarnos para servir a la Iglesia, elevar nuestra mirada a quien tuvo el gran valor de aceptar y tener al Salvador del mundo. Esa gran imagen nos recordará y transportará en que no hay amor más grande que el de una madre por sus hijos. Ella la Virgen María.

RELACIONISTA PÚBLICA.