Temas Especiales

15 de Apr de 2021

Redacción Digital La Estrella

Opinión

El ático

LA INAUGURACIÓN DE OBRAS ESTATALES SIN TERMINAR, así como anotarlas como ‘hechos cumplidos’ es una práctica que hemos visto en los disti...

LA INAUGURACIÓN DE OBRAS ESTATALES SIN TERMINAR, así como anotarlas como ‘hechos cumplidos’ es una práctica que hemos visto en los distintos gobiernos y siempre. La prisa por ser quienes ‘cortan la cinta’, lleva a los miembros de los gobiernos a no solo no dejar que el concreto seque, sino a obviar que hay ‘pequeños detalles’ que faltan a las obras para darlas por completas. Así vemos inaugurados edificios, áreas de atención al público, puentes, etcétera... a cuyas inauguraciones asisten los mandatarios con todos sus séquitos a ‘cortar la cinta’, dando por sentado que se puede ‘usar’, pese a que aún le falta... y a que, a veces, ‘lo que falta’ es vital. Una práctica que pisa el límite entre la politiquería partidista y el deseo de dar respuestas, tirándose más a la politiquería. Lo peor es que una vez ‘cortada la cinta’, corremos el riesgo de que el que se complete la obra pueda tardar mucho... o simplemente, queden colgando aspectos importantes.