BM aprueba un crédito de $100 millones a Panamá para reducir el riesgo de desastres

Actualizado
  • 17/03/2022 09:24
Creado
  • 17/03/2022 09:24
El objetivo "es apoyar la capacidad institucional de los países para que se les facilite abordar el déficit de liquidez durante una emergencia"

El Banco Mundial (BM) aprobó a Panamá un préstamo para Políticas de Desarrollo con Opción de Desembolso Diferido ante el Riesgo de Catástrofes (DPL con Cat DDO) por 100 millones de dólares, informó este jueves el multilateral.

El objetivo de este tipo de crédito "es apoyar la capacidad institucional de los países para que se les facilite abordar el déficit de liquidez durante una emergencia sin la necesidad de redirigir recursos ya destinados para inversiones sociales y de desarrollo", dijo director del Banco Mundial para Centroamérica y la República Dominicana, Michel Kerf.

El Cat DDO es un préstamo flexible con vencimiento final de 19,5 años, incluido un periodo de gracia de 3 años y plazo promedio de reembolso de 12 años, precisó el BM en una declaración pública.

Kerf señaló que el Cat DDO "ha servido en otros países de la región, como El Salvador, Honduras y Costa Rica, y será muy efectivo como parte de la estrategia para el manejo del riesgo de desastres en Centroamérica, en especial en la etapa pos-covid-19".

El ministro panameño de Economía y Finanzas (MEF), Héctor Alexander, dijo por su parte que el préstamo "representa una gran ventaja para Panamá en el avance de la gestión financiera del riesgo", puesto que el Gobierno "tendrá acceso oportuno a recursos financieros para brindar una respuesta efectiva, que contribuye a la estabilidad fiscal en situaciones de desastres".

El ente multilateral precisó que este es segundo préstamo que apoya a Panamá en políticas de desarrollo que promueve el fortalecimiento de la agenda de reducción del riesgo de desastres, con la novedad de que incluye un nuevo parámetro relacionado a las "emergencias por pandemia".

El primer préstamo contingente, por 66 millones de dólares, fue aprobado por el banco en octubre de 2011 y desembolsado en dos ocasiones, en 2016 con un retiro de 25 millones para mitigar los impactos de la sequía causada por El Niño, y el otro desembolso por 41 millones, en marzo de 2020, días después haberse declarado Estado de Emergencia Nacional por la pandemia, "con lo que se logró la inyección de liquidez inmediata mientras se gestionaban recursos adicionales para atender a la población afectada por la covid-19".

Lo Nuevo
comments powered by Disqus