Enfrentamiento entre policías y comunidad

Actualizado
  • 04/01/2012 01:00
Creado
  • 04/01/2012 01:00
COLÓN. Con bombas lacrimógenas, gases irritantes y a empujones, fue dispersada una manifestación conformada en su mayoría por mujeres qu...

COLÓN. Con bombas lacrimógenas, gases irritantes y a empujones, fue dispersada una manifestación conformada en su mayoría por mujeres que exigen el suministro de agua potable y que tuvo lugar en la entrada al sector de Puerto Escondido, en el corregimiento de Cristóbal, provincia de Colón.

Los quejos, quienes residen de la comunidad Altos del Atlántico, desde las 6:00 a.m. de ayer se apostaron en los cuatro paños de la carretera Panamá – Colón, impidiendo el paso de los vehículos desde y hacia esta ciudad atlántica.

DOS SEMANAS

La crisis del agua potable en el corregimiento de Cristóbal se agudizó hace dos semanas, cuando producto de los trabajos de construcción de la salida de la autopista Panamá–Colón, en los Cuatro Altos, se rompió una tubería de 20 pulgadas.

Sin embargo, a pesar de los trabajos de reparación que realizan los técnicos del Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales (IDAAN) en Colón, el problema continuó, pero por los daños en las válvulas de regulación del agua en el mismo sector.

Al calor de la huelga los manifestantes gritaban que están cansados de tener que buscar agua en galones y tanques en casas de familiares y amigos, mientras que en barriadas vecinas sí tienen agua, pero a pesar de presentar las quejas, nunca se les da una respuesta.

LA REPRESIÓN

Las unidades del Control de Multitudes de la Policía Nacional, quienes se mantenían preparadas desde las primeras horas de la madrugada de ayer martes, en un enfrentamiento cuerpo a cuerpo, por al menos 20 minutos sacaron a las personas de las calles.

Los quejosos fueron desalojados al hacerse uso de gas pimienta que fue lanzado al rostro de las personas y bombas lacrimógenas que cayeron a los pies de otros, mientras los conductores de buses y autos pequeños aceleraban para salir del embotellamiento vehicular que se ocasionó.

Posteriormente, los inconformes se trasladaron caminando hasta la barriada Altos del Atlántico, donde colocaron barricadas para impedir el paso vehicular por espacio de dos horas, pero advirtiendo posteriores cierres de calles en los próximos días, hasta lograr el suministro adecuado del agua.

RESPUESTA

Carlos Hamilton, director regional del IDAAN en la provincia de Colón, informó que el pasado 31 de diciembre se suministró agua potable a través de carros cisternas, en la barriada Altos del Atlántico, por lo que no comprendía la razón de la protesta.

La falta de agua potable afectó a más de 40 mil personas durante el último mes, sumado a las barriadas que durante gran parte del año no reciben el vital líquido en sus hogares, como es el caso de la barriada Altos del Atlántico.

El presidente José Raúl Mulino celebró la mañana de este jueves 18 de julio su primera conferencia de prensa matutina en el Palacio de Las Garzas. Mulino...

Lo Nuevo
comments powered by Disqus