Datos abiertos para el desarrollo

Actualizado
  • 18/04/2023 00:00
Creado
  • 18/04/2023 00:00
Las sociedades generan información todos los días: rutas de transporte, disponibilidad de servicios, capacidad de los puertos, cantidad de usuarios de servicios... los ejemplos son casi infinitos, cuando las sociedades se organizan para compartir información generan nuevos mercados

Cuando vamos a salir de viaje tendemos a buscar la mayor cantidad de información posible sobre nuestro destino.

Si no encontramos nada, lo más seguro es que no vayamos o por lo menos existe menos posibilidades de que nuestra visita sea fructífera, tanto para nosotros como para el destino.

De esta misma manera, si un país no comparte información sobre sí mismo, se encontrará irremediablemente solo.

Las sociedades generan información todos los días: rutas de transporte, disponibilidad de servicios, capacidad de los puertos, cantidad de usuarios de servicios... los ejemplos son casi infinitos, cuando las sociedades se organizan para compartir información generan nuevos mercados, competitividad, y favorecen la transparencia.

La mejor forma de atraer buenas empresas contratistas de nivel mundial, y de paso impulsar al ecosistema local, es disponer de esquemas de contratación y veeduría transparentes y a disposición de todo el mundo.

Cuando las reglas están claras, los jugadores compiten con su talento y potencial real.

El concepto que está detrás de todo lo que he venido describiendo en esta nota, se llama “datos abiertos” (open data en inglés) y es parte de la filosofía del “gobierno abierto”, que busca generar ciudadanos activos, que no solo votan una vez cada tanto, sino que también hacen veeduría ciudadana, participan en las decisiones de sus barrios y ciudades para impulsar el desarrollo en sus comunidades.

Los datos que generan los gobiernos con dinero público, deben ser en su mayoría públicos; hay leyes que protegen la privacidad y eso es bueno, pero por lo demás la información debería fluir por todos los estamentos sociales.

Los datos abiertos son una especie de “abono” que hace crecer los ecosistemas de los países. Si hablamos de emprendimiento, con datos disponibles es más fácil proyectar nuevos negocios; si hablamos de educación, con datos se pueden crear planes de estudio acordes con las necesidades de la sociedad; si hablamos de logística, los datos nos dan la posibilidad de diseñar mejores rutas... en fin, todo se mueve mejor con datos abiertos.

Compartir información es como encender la luz, solo los que se mueven en la oscuridad odian cuando se encienden las luces.

Necesitamos más datos abiertos, más gobierno abierto y en general más “cosas abiertas”. Panamá tiene un portal de datos abiertos (https://www.datosabiertos.gob.pa/) y varios esfuerzos como Panamá en obras (https://www.panamaenobras.gob.pa/) Gobierno abierto (https://gobiernoabierto.gob.pa/), necesitamos más y mejores.

Los datos abiertos son una riqueza que generamos nosotros mismos, no tiene sentido que la dejemos perder por falta de visión.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus