Temas Especiales

29 de Oct de 2020

Café Estrella

Chayanne Un concierto de lujo

PANAMÁ. Se hacían las 8:00 de la noche y comenzaba a llegar más público al Figali. Desde niños hasta adultos mayores sin importar raza o...

PANAMÁ. Se hacían las 8:00 de la noche y comenzaba a llegar más público al Figali. Desde niños hasta adultos mayores sin importar raza o estatus social todos querían ver al astro boricua (Chayanne) en la tarima de este Centro de Convenciones. Mientras que unos hacían sus filas para ingresar al recinto, otros compraban agua en botella, sodas y carnes en palito, ya el hambre acechaba.

Por su parte el tráfico se dio de forma fluida y sin tranques desesperantes, aunque, obviamente, estaba a rebosar el sector.

Ya dentro del lugar se percibían numerosas mesas con manteles blancos y cuatro asientos que la rodeaban esperando al público asistente. Claro, que las reconocidas personalidades panameños no podían faltar entre los notados estuveron: José, Popi, Varela y su esposa Ana María de Varela, José Isabel Blandón y su esposa Yamy de Blandón, Ana Lucía Herrera, la ex primera dama Vivian Fernández de Torrijos y Jenia Nenzen por mencionar algunos. Allí se podía pedir el tipo de trago al gusto que quisiera y al alcance de su bolsillo, los asistentes estaban muy contentos.

PRESENTACIÓN

A eso de las 9:10 de la noche se apagaron las luces y todo se tornó oscuro, con un saludo de ‘Buenas noches Panamá’, ‘Dónde está mi gente’, se presentó la Latin American Idol panameña Margarita Henríquez con la canción ‘Qué Será’, luego interpretó ‘Cuando estás aquí’, que está sonando en todas las emisoras del país. También dijo que posiblemente este sería su próximo sencillo, algo que aún no está comprobado. Más tarde cantó: ‘Cuando suba la marea’ y por último ‘Enamorada’ composición de Omar Alfano. Su presentación fue genial, culminó a las 9:27 de la noche.

De allí se dio un interludio prolongado, tanto que los asistentes ya comenzaban a desesperarse y aplaudían aclamando la salida de Chayanne. No fue hasta las 10:10 de la noche cuando en medio del grito y las luces azules apareció el aclamado boricua vestido con jeans y chaleco negro además, de una camisa azulada que lo hacía resaltar en medio del escenario.

Sorprendió al público con la canción inicial llamada ‘Provócame’, más tarde ‘Loba’ y cuando se disponía para la tercera canción saludó a las personas con un ‘Buenas noches’, ‘gracias por ese gran cariño en este lugar tan bonito’, dijo entre medio del grito de sus fans.

‘Pueden hacer con nosotros lo que quieran’, refiriéndose a él y a su grupo musical. De allí siguió cantando temas como: ‘Un siglo sin ti’, ‘Si no estás’, ‘Caprichosa’, ‘Si tú te vas’, ‘Boca’, ‘Enamorados’, ‘Palo bonito, palo eh..’. Cada tema contenía un fondo de pantalla diferente en la parte de atrás de la tarima, haciendo que las personas se identificaran con cada una de ellas. Obviamente no podía mostrarnos su repertorio completo, pero supo llevarnos del pasado al presente y nuevamente al pasado. Fue excelente el hermoso juego de luces ‘de fuego’ y su movimiento de caderas junto a sus bailarines. Sin dejar de mencionar a sus músicos. Todo se escuchaba perfectamente en el lugar que estuvieras.

Luego de un par de minutos en la novena canción el artista hizo una breve pausa para saludar a sus seguidoras de la mano y se bajó de la tarima principal causando euforia entre los asistentes. Claro que no podíamos dejar por fuera su flamante ‘Eso’ que lo distingue en cada concierto. Más tarde, en la canción ‘Bailame Salomé’ salió con unas gafas oscuras que luego lanzó al público presente. Al culminar este tema se despidió y el público pensó que no aparecería más y comenzaron a despejar el área pero, no así, habían otros que lo aclamaba pidiendo otra, otra, hasta que el artista los complació, sin importar lo cansado que se notaba. La multitud disfrutó hasta la última canción sin más que pedir. El evento resultó maravilloso y de lujo.