Temas Especiales

17 de Jan de 2021

Café Estrella

Los negocios de Megaupload

ESTADOS UNIDOS. Un medio Neozelandes publicó este martes la existencia de unos supuestos correos electrónicos que demuestran que varios ...

ESTADOS UNIDOS. Un medio Neozelandes publicó este martes la existencia de unos supuestos correos electrónicos que demuestran que varios estudios de Hollywood buscaron acuerdos comerciales con el portal de descargas Megaupload, acusado por Estados Unidos de piratería informática.

Según el diario New Zealand Herald, estos mensajes habrían sido escritos por ejecutivos de Disney, Warner Bros, Fox y Turner Broadcasting, quienes casualmente son algunas de las empresas que se quejaron de violaciones a sus derechos de autor.

Los ejecutivos supuestamente le piden al portal fundado por el informático alemán Kim Schmitz o ‘Dotcom’, compartir contenidos y realizar acuerdos de publicidad conjunta.

MEDIDAS

Warner Bros aparentemente expresó sus intenciones de subir al portal todo su contenido en una sola acción, en lugar de hacerlo vídeo por vídeo, mientras que Fox y Turner Broadcasting pidieron a Megaupload dialogar sobre proyectos de publicidad conjunta.

La defensa cree que unas 490 cuentas del portal pertenecían a miembros de la Asociación del Cine de Estados Unidos (MPAA) y de la Asociación de la Asociación de Industria Discográfica de Estados Unidos (RIA) y que en total, éstos subieron unos 16.455 archivos a Megaupload.

INVESTIGACIONES

Se buscará probar que unos 1,058 miembros del portal pertenecían a instituciones oficiales estadounidenses, entre ellas el FBI, la Nasa y los tribunales estadounidenses, además de la existencia de unas 15,634 cuentas de militares del país norteamericano, quienes habrían subido 340,893 archivos a Megaupload.

Dotcom fue detenido el 20 de enero de 2012 junto a tres ejecutivos de Megaupload en las afueras de la ciudad de Auckland como parte de un operativo internacional contra la piratería informática que incluyó el cierre de su portal, la incautación de sus bienes y detenciones en Europa.

Actualmente, Dotcom y los tres ejecutivos se encuentran en Nueva Zelanda en libertad condicional con vigilancia electrónica y tienen prohibido el empleo de Internet, a la espera de que comience en el tribunal el proceso de extradición que se prevé comenzará en agosto de 2012.