Temas Especiales

30 de May de 2020

Café Estrella

Los panameños y las enfermedades del corazón

La falta de ejercicios, tabaquismo, drogas y consumo excesivo de alcohol son las principales causas de enfermedades del corazón en los p...

La falta de ejercicios, tabaquismo, drogas y consumo excesivo de alcohol son las principales causas de enfermedades del corazón en los panameños. Las cifras de muertes por enfermedades del corazón en Panamá son alarmantes y ocupan el primer lugar en cuanto a fallecimientos por encima del cáncer y los accidentes de tránsito, informó la Fundación Panameña del Corazón.

El cardiólogo Bey Mario Lombana, presidente de dicho organismo, precisó que 17.3 millones de personas mueren anualmente por infartos y enfermedades cardiovasculares en todo el mundo.

‘El panameño no se cuida’, dijo Lombana indicando que otros de los factores para que se produzcan ataques al corazón son: la hipertensión arterial con un 30% de incidencia en la población y que provoca el infarto agudo del miocardio; falla cardiaca; derrame cerebral e insuficiencia renal; entre otros males.

‘Se espera que aprendiendo el A, B y C, que rigen estas enfermedades, los panameños logren disminuir su incidencia y por ende la alta mortalidad’, destacó Lombana, al asegurar que al existir un déficit de cardiólogos en Panamá, se impone obligadamente la prevención cardiovascular para evitar estas enfermedades.

Prevenir es importante

Un estudio de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), asegura que las enfermedades cardiovasculares son las más mortíferas del mundo, ya que anualmente se cobran 17,3 millones de vidas. Se estima que para 2030 casi 23.6 millones de personas pueden morir por una de estas afecciones.

Uno de los consejos que brinda la directora de la Organización Panamericana de la Salud, la doctora Mirta Roses Periago, es reducir la ingesta de sal alimentaria. ‘Con esto se pueden reducir la enfermedades cardiovasculares y llevar una mejor calidad de vida’.

La directora también retoma, al igual que el doctor Lombana, que se debe hacer mucha actividad física, no abusar del alcohol, ni mucho menos consumir drogas y asistir a charlas e buena alimentación.