Temas Especiales

29 de May de 2020

Café Estrella

Rubén Blades, un poeta universal

PANAMÁ. Hace 10 días, se conmemoró el 49 aniversario de la gesta patriótica del 9 de enero de 1964, día en que estudiantes y civiles pan...

PANAMÁ. Hace 10 días, se conmemoró el 49 aniversario de la gesta patriótica del 9 de enero de 1964, día en que estudiantes y civiles panameños protestaron porque la bandera panameña no ondeaba en la rivera del Canal. Hoy, en cambio, la canción ‘Patria’ del cantautor Rubén Blades, el ‘segundo himno’ de Panamá —como dijo Danilo Pérez, en la conferencia inaugural del Panama Jazz Festival— será el plato especial del cierre, que se realiza en el área verde de Ciudad del Saber (otrora Fort Clayton).

Pérez le hizo unos arreglos musicales a la canción de su compatriota y ambos en tarima harán historia.

LA JOYA DE PANAMÁ

Rubén Blades es el personaje principal del cierre de la décima versión de este festival y, si la mayoría de los panameños lo miraran con el mismo prisma que lo aprecian críticos extranjeros, a Ciudad del Saber no irían 10 mil personas (cifra prevista), sino los más de tres millones de panameños..

De extremo a extremo de Latinoamérica, a Blades lo consideran un artista prolífico —cantante, compositor, músico y actor—, que supo unir y contentar a los pueblos latinoamericanos.

Por su habilidad narrativa al componer es que Blades, nacido en 1948 en el bario de San Felipe en la capital panameña, ha sumado mayor seguidores. Generaciones se sienten identificados con sus canciones e incluso es un referente para el periodismo en Venezuela. Por ejemplo, el tema ‘Pedro Navaja’ de su álbum Siembra, de 1978, es señalado como una perfecta crónica.

El creador de ‘El Padre Antonio y el Monaguillo Andrés’ y ‘Desapariciones’ (ambas de su álbum Buscando América, 1984) es tratado con sumo respeto por la prensa extranjera.

El diario El País, de España, en innumerables ocasiones lo ha catalogado como el incansable salsero. La Vanguardia de Colombia lo catalogó como ‘La Perla’ de la salsa con conciencia latinoamericana. La Revista Gatopardo describió ‘Las Vueltas de Rubén Blades’ y lo acreditó como ‘la joya de Panamá’. El diario El Clarín de Argentina y el New York Times de Estados Unidos, en muchas ocasiones denominaron a Rubén Blades como el personaje que tiene tres encarnaciones. Es decir, las facetas de su vida activas e independientes: el político que creó un partido, el Movimiento Papá Egoró, y que fue candidato a presidente de Panamá en 1994 (quedó de tercero en las votaciones); el actor, quien aparece en películas de Hollywood, entre ellas, su debut en The Last Fight (1983), donde interpretó a Andy Kid Clave y trabajó junto a su amigo Willie Colón; y la más destacable, el músico, ese que desafía al público con sus vueltas y giros.

El New York Times se atrevió a acreditar a Blades como el único salsero de las maracas destacado internacionalmente por Siembra y que su costumbre de introducir en la salsa comentarios sociales no ha sido transmitido a los nuevos intérpretes latinos, cuyas canciones, de tono más carnal, hoy hacen su crossover en los Estados Unidos.

LA MARCA DE BLADES

Cuál es la mirada de ese latinoamericano de a pie que sigue la música de Blades. ¿Qué piensa ese mexicano, venezolano, argentino, colombiano, chileno, cubano... que desde la radio, la TV o los medios multimedia disfruta de los temas del salsero?

El activista mexicano de Fuerza Ciudadana, Raymundo Alva, recordó que una de las primeras veces que escuchó el nombre de Rubén Blades fue por una canción de Maná. ‘No soy un seguidor del grupo de Guadalajara, pero hace varios años tuvieron mucho éxito con un disco Unplugged y sonaba en todos lados, una de las canciones que venía era ‘Desapareciones’ de Blades’, dijo Alva.

Este mexicano considera que Blades lo ayudó a comprender parte de la situación de violencia en América Latina. Además, su colaboración con René Pérez, ‘Residente Calle 13’ en la canción ‘La Perla’, es su tema favorito. ‘En mi país, Blades es respetado, es hasta nombrado el salsero de la poesía social’, agregó.

En Perú, Jorge Ramírez, quien pertenece a un movimiento de afroperuanos, también admira al salsero. ‘Para finales de agosto del año pasado, Blades, tuvo un concierto en el Callao y las entradas se agotaron a tres semanas de su presentación’, contó Ramírez. El joven aseguró que nació escuchando su música. ‘Mi papá tiene sus discos en acetato desde cuando cantaba con Fania por la década de 1970 y tiene el disco de su álbum 2009 Cantares del subdesarrollo que compró cuando fue a Panamá’, agregó.

Ramírez, dice que los peruanos ven a Blades como la fotografía musical, que con el afán de unificar una sola América, expone evidencias cotidianas de hermandad en las situaciones que pasan los pueblos, tales como ‘Pedro Navaja’ y ‘Decisiones’, apuntó. El uruguayo Ovidio Del Campo disfrutó del tema ‘Plástico’ también del álbum Siembra. ‘Ese tema pegajoso sobre la superficialidad del hombre y la mujer, caló en mis país. Los uruguayos, aunque estemos a un lado, casi al final del continente, gozamos de la salsa de este gran unificador de pueblos y luchador de culturas’, opinó Del Campo.

El argentino Ramiro Gómez dijo que Blades hace temblar a su país cada vez que se presenta. ‘En 2009 fui a su concierto Todos Vuelven junto a Seis del Solar en el Luna Park, y fue un lleno total’, afirmó Gómez. El argentino jamás olvida el momento cuando Blades arremetió con Buscando América. En la previa dijo: ‘hay gente que me pregunta por qué vuelvo a temas viejos. Y yo les respondo: ¿acaso el problema está resuelto? hay que seguir contando...’. Esa reflexión puso de pie a los miles de argentinos que fueron a aclamar al panameño. ‘Así con la emoción apretando por dentro, como diría Rubén’, recordó el ‘pive’.

‘En Venezuela, el salsero es uno más de la casa. Todos sus temas fueron y seguirán siendo un referente para despertar a la sociedad ante las presiones de los opresores’, expresó Gerardo Rivas del Estado de Trujillo.

Rivas ve a Blades desde otra perspectiva. Lo admira porque transmite música con mensajes para la familia, enseña el valor de la humanidad, deja a un lado los prejuicios y hace que uno se sienta más arraigado a su país. ‘Los panameños deben sentirse agradecidos por tener a un cantante completo, no soy panameño, pero he escuchado el tema ‘Patria’ y se me eriza la piel cada vez que lo escucho’, comentó.

Por estas y tantas razones, Danilo Pérez invitó el lunes pasado a este cierre que hará el salsero, ‘será mágica’, ‘se hará historia’, dijo el jazzita.

Y usted ¿qué hará en la tarde noche de hoy?