Temas Especiales

01 de Jun de 2020

Café Estrella

El chisme mantiene la unión social y alivia el estrés

Los chismosos pueden dejar de lado cualquier cargo de conciencia que les haya generado andar expandiendo rumores. Los chismes ayudan a m...

Los chismosos pueden dejar de lado cualquier cargo de conciencia que les haya generado andar expandiendo rumores. Los chismes ayudan a mantener el orden social, ya que evitan que las personas realicen malas acciones y además alivian el estrés, según un reciente estudio publicado en la revista ‘Journal of Personality and Social Psychology’.

Robb Willer, psicólogo de la Universidad de California, en Berkeley, Estados Unidos, llegó a estas conclusiones en una nueva investigación que abarcó cuatro experimentos diferentes. ‘Expandir información sobre una persona que se sabe que se comportó mal hizo que la gente se sintiera mejor, aquietando la frustración que generó al chisme’, dijo.

Chismes para la unión

En la investigación los especialistas se enfocaron en los chismes que buscan advertir a los demás sobre los malos comportamientos o la deshonestidad de otras personas. Estos chismes son diferentes a los que se refieren, por ejemplo, a conductas o hechos de la vida privada de los hombres y mujeres. En un experimento, 51 participantes miraron como dos personas realizaban una actividad que dependía de la confianza mutua.

Los investigadores organizaron el encuentro de manera que los voluntarios pronto se dieran cuenta de que uno de los jugadores estaba haciendo trampa. En todo el proceso Willer midió su frecuencia cardíaca y notó que esta se aceleró cuando la deshonestidad se hizo patente.

Willer explica que las personas se sienten frustradas al ver comportamientos inmorales, pero ‘poder comunicar esta información a los otros los ayuda a sentirse mejor’. El experto también notó que la posibilidad de que se revele una deshonestidad hace que las personas mejoren su comportamiento. ‘El chisme prosocial puede efectivamente eliminar el egoísmo y promover la cooperación’, subraya.