Temas Especiales

04 de Apr de 2020

Café Estrella

Ready Teaddy: sexo a cambio de posicionamiento social

El inicio de la vida sexual cada vez se produce a edades más tempranas. En muchos casos, las jóvenes adolescentes dejan de lado factores...

El inicio de la vida sexual cada vez se produce a edades más tempranas. En muchos casos, las jóvenes adolescentes dejan de lado factores afectivos y emocionales para establecer relaciones sexuales con el fin de posicionarse dentro de su entorno social, un nuevo síndrome denominado Ready Teaddy.

Según la doctora Susana Cañellas, directora del Departamento de Psicología Clínica en el Centro Urología, Andrología y Salud Sexual de la Clínica Rotger de Palma de Mallorca y ponente del Proyecto Clímax, la edad media de iniciación sexual se sitúa en los 15 años, aunque la autoestimulación se produce en torno a los 11 años.

Los jóvenes cuentan con la información pero no con la formación adecuada, por ello, en muchos casos, las prácticas sexuales se producen con desconocimiento corriendo riesgos que se podrían evitar.

El 80% de los jóvenes de entre 15 a 18 años tienen fantasías eróticas, alrededor de un 42,8% de los jóvenes han realizado el coito antes de los 18 años. Según la experta en esta etapa es cuando tiene lugar en las jóvenes el Síndrome del Ready Teaddy. Las adolescentes aspiran a estar más cerca del líder y sobre todo por competencia con otras chicas inician relaciones sexuales. La motivación no está en el aspecto emocional, el objetivo está en ganarse la admiración de las compañeras y así posicionarse en un estatus superior para obtener mayor prestigio con respecto al líder.

La experta se muestra contraria a esta praxis y señala que en este caso ’la motivación principal de la relación sexual no está posicionada en la parte emocional’ sino en ’conseguir algo’ dejando de lado los valores afectivos, considerando al practicante del Ready Teaddy ‘mal referente de la sexualidad’.

Es un problema que puede acarrear problemas como el embarazo no deseado o enfermedades de transmisión sexual. Hoy en día ‘los jóvenes saben que los preservativos se utilizan para evitar el embarazo, pero deben utilizarlo desde que se produce la penetración y la mayoría no lo hacen‘, pero gracias a la difusión de información preventiva sexual esto se podría evitar.