27 de Feb de 2020

Ciencia

Algoritmo mejora eficacia de conversión celular

Algoritmo mejora eficacia de conversión celular
Una posible aplicación clínica podría ser la conversión de células defectuosas a células funcionales.

Un grupo de científicos ha desarrollado un algoritmo que puede predecir los factores necesarios para convertir un tipo de célula humana en otra distinta, revela un estudio publicado ayer por la revista británica Nature .

La investigación, desarrollada por un consorcio de expertos de la Escuela de Medicina Duke-NUS (Singapur), la Universidad de Bristol (R.Unido), la Universidad Monash (Australia) y el Instituto RIKEN (Japón), representa un avance significativo en el campo de la medicina regenerativa y la reprogramación celular.

Para su estudio, el consorcio, conocido como FANTOM, partió de la base de que los diferentes tipos de células no son fijos, pues pueden ser ‘reprogramados o transformados' para convertirse en otro tipo de célula por la adición de un ‘conjunto único de factores celulares', explican los investigadores en un comunicado.

Así lo demostró el científico japonés Shinya Yamanaka, premio Nobel en 2012, en un trabajo que implicaba la reprogramación de fibroblastos —células del tejido conjuntivo— para convertirlos en células pluripotentes inducidas (iPS).

En teoría, explica el estudio de FANTOM, las iPS pueden ser después reprogramadas para transformarse, por ejemplo, en células retinales y desarrollar tratamientos para la degeneración macular asociada a la edad (DMAE).

En la práctica, no obstante, este proceso de conversión celular presenta problemas técnicos y de seguridad debido a la acumulación de mutaciones cancerígenas en las células reprogramadas, lo que provoca comportamientos impredecibles.

A pesar de estos avances, recuerda el texto, la identificación del conjunto único de factores necesaria para acometer cada conversión celular ha sido, hasta ahora, un proceso ‘largo y costoso que implica mucho ensayo y error'.

Para superar este escollo, el experto de la Duke-NUS Owen Rackham invirtió cinco años de investigaciones en el desarrollo de un algoritmo computacional, bautizado como Mogrify, capaz de predecir qué conjunto de factores celulares es óptimo para acometer una conversión de estas características.

‘Mogrify actúa como un ‘atlas mundial' para la célula y nos permite trazar nuevos territorios en el campo de la conversión celular en humanos', indica Rackham.

Una de las primeras aplicaciones clínicas de este ‘novedoso enfoque', destaca el experto, podría ser la conversión de células ‘defectuosas' de pacientes en ‘células sanas funcionales', sin necesidad de ‘seguir el paso intermedio de las iPS'.

‘Estas pueden después ser reimplantadas en pacientes y, en la práctica, deberían permitir el desarrollo de nuevas y eficaces técnicas de medicina regenerativa', agrega Rackman.