Temas Especiales

29 de Jun de 2022

Ciencia

Fases, un giro a la estrategia de aprendizaje

La iniciativa Fases es un sistema que fomenta la enseñanza por medio de dinámicas basadas en la tecnología, un proyecto que la Senacyt busca convertir en una capacitación oficial para docentes del país.

Fases, un giro a la estrategia de aprendizaje
El proyecto Fases fue probado en un aula del centro educativo San José de Bernardino de Arraiján.Kemuel Pineda

Cuando al pequeño Martín Smith le preguntan qué aprendió de su distrito, Arraiján, luego de terminar su participación en la iniciativa educativa Fases, responde con la propiedad que otorga la confianza y la franqueza que distingue a un niño: “Ahora nadie me echa cuento de mi distrito”.

Martín es uno de los 33 estudiantes del centro educativo San José de Bernardino de Arraiján, que formó parte de una prueba piloto de Fases, una estrategia de enseñanza dinámica y creativa, basada en principios computacionales, impulsada por la Dirección de Innovación en el Aprendizaje de la Ciencia y la Tecnología de la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (Senacyt).

“Un paseo por Arraiján” fue el tema desarrollado durante la prueba, con el fin de reforzar los principales rasgos del distrito, una de las lecciones que más problemas suele generar entre los estudiantes.

La aplicación de Fases empezó paralelamente con el retorno a las aulas de los estudiantes en 2022, tras dos años de virtualidad por la pandemia, y se extendió por cuatro semanas, una por cada etapa del programa: Aprendizaje previo, en el que se aborda de forma creativa la información del tema a tratar; Programación desconectada, que enseña la elaboración de códigos informáticos por medio de signos plasmados en láminas; Programación en Scratch, donde los estudiantes aprenden a programar los códigos que han preparado, empleando la plataforma educativa Scratch; y Proyecto Maker, fase en la que los estudiantes materializan los conceptos aprendidos en un artefacto tangible.

Fases, un giro a la estrategia de aprendizaje
Los estudiantes y el equipo docente celebran los resultados del taller educativo.Kemuel Pineda

Hablan los estudiantes

Durante las cuatro semanas de Fases, Martín y el resto de sus compañeros aprendieron todo sobre Arraiján y, también, descubrieron qué es un código en materia de programación computarizada, cómo codificar sin ordenadores o cómo introducir luego esos códigos usando la plataforma Scratch.

Y en el reciente acto de clausura de Fases, en abril pasado en el salón de informática de la escuela, los estudiantes demostraron los conocimientos adquiridos, aplicando principios de codificación desconectada en tableros especiales, ingresando códigos de programación en las computadoras, diseñando entornos inspirados en sus comunidades por medio de la plataforma Scratch y respondiendo cualquier pregunta que les hicieran acerca de Arraiján: origen de su nombre, su forma, los corregimientos que lo integran, superficie, sus límites, sus relieves geográficos, playas, ríos y hasta quebradas.

Milton Rojas lo tiene claro: la fase tres del programa (programación en Scratch) fue su favorita. “Fue como crear un videojuego propio. Usamos códigos para mover un personaje, un gato animado, por el distrito de Arraiján. Fue muy divertida toda la clase y lo fue también estudiar de esa forma”.

Fases, un giro a la estrategia de aprendizaje
Fases se extendió por cuatro semanas.Kemuel Pineda

A Egli Batista, en tanto, le gustó la primera fase (aprendizaje previo), porque aprendió toda la lección sobre Arraiján por medio de una dinámica estilo ruleta. “Fue tan divertido como un juego”.

Matías Pineda, en tanto, prefiere quedarse con el componente de creatividad e imaginación de la fase dos (programación desconectada), en la que usaron láminas, marcadores y figuras para programar sin computadoras.

Resultados prometedores

“Yo no creo en lo 'memorístico', en lo mecánico”, afirma Meibys Monterrey, profesora de informática del centro educativo San José de Bernardino. La docente apuesta por estimular al estudiante con métodos que hagan más atractivo el proceso de enseñanza. “Cada vez que un niño imagina, crea y construye, surgen en él nuevas ideas y el proceso se convierte en una espiral de aprendizaje”, sostiene.

Y gracias a esa convicción, Monterrey no vaciló cuando desde la Dirección de Innovación en el Aprendizaje de la Ciencia y la Tecnología de la Senacyt le propusieron implementar la estrategia de Fases con un grupo de niños de su escuela.

“Fases permite fortalecer múltiples habilidades en los estudiantes, como la estimulación del pensamiento computacional, la lógica, el trabajo en equipo, desarrollo psicoemocional, además de facilitar el aprendizaje de temas que muchas veces no gustan al estudiantado (...) Los muchachos estuvieron muy motivados, viniendo de dos años de encierro por la pandemia, con las secuelas de ese tiempo que no se pudo aprovechar al 100%, pero con esta estrategia nunca llegaron a sentirse saturados”, comparte la profesora.

A Vianeth Marín, maestra tutora del grupo de estudiantes, le sorprendió cómo todos aprendieron la lección sobre el distrito y, de paso, muchos descubrieron que tienen talento o afinidad por los temas vinculados con la tecnología y áreas similares. “Ahora les preguntas por el distrito de Arraiján y se saben todas las respuestas; cubrieron todo el material de la lección y ninguno se quedó atrás”, destaca la docente.

Siguiente paso

Conocer estos resultados, hace que Serafín Blis, coordinador de planes y programas de la Dirección de Innovación en el Aprendizaje de la Ciencia y la Tecnología de la Senacyt, multiplique su motivación: “La estrategia de Fases funciona”.

Blis conoció el método a mediados de 2021 durante el intercambio de experiencias de una capacitación virtual del Instituto Latinoamericano de la Comunicación Educativa. Y en adelante, Blis continuó puliendo y definiendo la propuesta de Fases, hasta llegar a la reciente prueba en un salón de clases.

El plan, explica Blis, es que Fases se convierta en una capacitación oficial para los docentes del país y que su estrategia sea empleada para abordar los temas más complejos, en lugar de usar alternativas más tradicionales como armar un mural, hacer un dibujo o memorizar un texto, sin un estímulo o inducción al razonamiento.

Ahora es necesario preparar documentación idónea y hacer nuevas pruebas para convertir Fases en un modelo oficial de capacitación para docentes, aprobado por el Ministerio de Educación, apunta Blis.

“Cualquier tema puede ser planteado desde el sistema de Fases, siguiendo sus cuatro etapas o metodologías. Esto no se trata de robótica ni de programación, es una estrategia para abordar temas diversos en el aula, como lo fue el distrito de Arraiján con los estudiantes del centro educativo San José de Bernardino. A los chicos les gustará más que memorizar un ejercicio y pedirán más”, refuerza Blis, luego de ver cómo los estudiantes que formaron parte de la prueba piloto en Arraiján, se despedían preguntando: “¿Cuándo es la próxima clase de Fases?”.