21 de Feb de 2020

Cine

Tortugas, cámara… acción

Ya se habla de una secuela de las nuevas ninjas mutantes

Si hay algo difícil de entender en la nueva película de las Tortugas Ninja es a quién está dirigida.

Por un lado, la historia es simple, tan simple que pareciera estar destinada a un público infantil. Pero, al mismo tiempo, las escenas de acción son violentas y difíciles de seguir, y con la figura de Megan Fox terminan de desconcertar.

FANÁTICOS DECEPCIONADOS

Su calificación para mayores de 13 años, sin embargo, parece dar un indicio de que no apunta a los espectadores de la nueva serie animada, sino a sus padres, a aquellos que disfrutaron de las primeras aventuras de los mutantes verdes; y, sin hacer crítica sino una simple lectura de lo que estos nostálgicos -y fans- comentan en los foros comiqueros, podríamos decir que en los lugares en los que ya se estrenó, la película no convenció.

MENOS BIZARRAS, MÁS SERIAS

Aunque los elementos que hacen a la película original están, y de hecho la película sigue una historia similar, la unión de cada factor no logra el mismo producto y mensaje que antes.

En esta nueva versión, las tortugas y hasta la rata Splinter parecen menos bizarras y más serias; la periodista que se une a la lucha es más sexy pero menos interesante; y el gran villano, Destructor, parece más un Decepticon que un maestro ninja.

SAGA CONFUSA

Todo hace pensar, siguiendo esa lógica, que la película no está dirigida a los fans originales de las Tortugas Ninja sino a los de Bay y su saga Transformers .

Son ellos los que vuelven a encontrar la acción con cámara rápida, el ruido a metal, la tecnología animada muy por arriba del guión, a la sexy Megan Fox haciendo de muñeca Barbie, y a unos personajes que ya conocían de la televisión de los años ochenta.

La película hasta tiene una secuencia de persecución con camiones que es, sin duda, la mejor escena de la cinta.

Quizás por eso ya anunciaron una segunda parte para 2016.