25 de Feb de 2020

Cine

La revolución está en marcha

‘Si morimos que sea por una causa y no como espectáculo', dice la líder del movimiento Katniss Everdeen.

La revolución está en marcha
La revolución está en marcha

Para aquellos que hayan visto las tres películas anteriores, será difícil no emocionarse al ver a los compañeros de lucha recibir en cada rincón a la heroína del film con los tres dedos en alto, el símbolo de apoyo y de que la revolución contra el régimen dictatorial del presidente Snow (Donald Sutherland) está en marcha.

El mayor hallazgo de Los Juegos del Hambre , y en esta última parte se puede ver más que en ninguna de las entregas anteriores, probablemente sea el retrato –naif, por supuesto, pero tan serio como sincero- de la naturaleza de la guerra, de la forma en la que se usan los medios para hacer propaganda política, y de los peligros, desafíos y recompensas que puede generar un cambio de régimen.

FICCIÓN Y REALIDAD

‘Ya no hay reglas sobre lo que una persona puede hacerle a otra', dice al comienzo de esta segunda parte de Sinsajo la joven Katniss, y se hace imposible no relacionar lo que sucede en pantalla con el conflicto sirio y los recientes atentados de París (los actores, además, recordaron a las víctimas en la presentación de la películas en Estados Unidos). ‘Hay civiles ahí', insiste Katniss desesperanzada ante un ataque en el que podría morir mucha gente.

Pero pareciera que en una guerra, cuando hay un objetivo mayor, vale todo. Este tipo de acciones seguirán hasta el final, siempre con Katniss como defensora de un punto de vista con el cual podemos identificarnos. Ella es la única con la rebeldía necesaria como para insistir, por ejemplo, en dejar un túnel para que los civiles puedan escapar y los soldados, si lo desean, puedan rendirse.

UN NUEVO REALITY

La película comienza con un primer plano de Katniss. Ella tiene moretones en el cuello y apenas puede hablar, pero se presenta, palabras más o menos, igual que lo hizo hasta ahora: ‘Mi nombre es Katniss Everdeen. Soy del distrito 12'. Y eso es todo lo que necesitamos para volver a la historia: saber quién es y también que los líderes de la revolución, encabezados por la presidenta Alma Coin (Julianne Moore) y Plutarch Heavensbee (el difunto Philip Seymour Hoffman), ahora necesitan más que nunca su voz, la voz del Sinsajo.

En un momento escucha decir a una de las revolucionarias del frente: ‘Si morimos que sea por una causa y no como espectáculo'. Es decir, no dentro de uno de los realities sangrientos que proponía el gobierno dictatorial bajo el nombre de Los Juegos del Hambre.

La frase revela el verdadero objetivo de Katniss. Pero la realidad es otra. Todo parece indicar que esta guerra será otro espectáculo sangriento orquestado por el gobierno de Snow. ‘Damas y caballeros', anuncia su compañero Finnick (Sam Claflin) al intentar llegar al Capitolio para finalizar la revolución, ‘bienvenidos a los 76° Juegos del Hambre'.

Terminar con el régimen dictatorial no será para nuestra heroína y los suyos como pensaban. Primero deberán sortear las trampas mortales que el gobierno instaló en cada calle de la ciudad. Este es un nuevo reality, el del último canto del Sinsajo, el del canto de la revolución.

==========

PHILIP SEYMOUR HOFFMAN

La última película

Los Juegos del Hambre: Sinsajo, parte 2 es, además del final de una de las sagas más exitosas de los últimos tiempos, la última película protagonizada por Philip Seymour Hoffman, el querido actor fallecido por una sobredosis en febrero del año pasado.

Su muerte llegó en el momento menos pensado: aún no había concluido el rodaje y quedaban por filmar las escenas finales de su personaje Plutarch Heavensbee. Faltaban alrededor de ocho días para que eso sucediera cuando el equipo de producción y los actores recibieron la terrible noticia.

Aún así, luego de esperar los tiempos de duelo prudentes, el director Francis Lawrence, encontró la forma de seguir adelante sin realizar retoques digitales en las escenas faltantes, como sucedió hace poco con el personaje de Paul Walker en la saga Rápido y Furioso.

Es especialmente emotiva una de las escenas finales en la que Jeniffer Lawrence (Katniss Everdeen) tendría que haber sido consolada por él. Las palabras de Plutarch, en cambio, llegan leídas a través de una carta por Woody Harrelson (Haymitch Abernathy).