Temas Especiales

02 de Jul de 2022

Cine

La fábula del zorro y la coneja

Una sociedad libre de prejuicios permite que cada uno de sus individuos aporte a ella de acuerdo con sus capacidades

Si bien Zootopia se centra en una ciudad donde los animales parecen haber dejado de lado sus instintos más salvajes para convivir entre ellos, la narración comienza con dos enemigos naturales que deberán aliarse para conseguir un objetivo común.

Judy Hopps (con voz de Ginnifer Goodwin) es una coneja de campo que sueña con convertirse en la primera policía de su especie dentro de un cuartel compuesto por animales enormes y duros. Nick Wilde (con voz de Jason Bateman), por su parte, es un zorro timador que sólo intenta sobrevivir en la moderna metrópoli animal.

Su relación comienza cuando Judy intenta resolver un caso clave a espaldas de sus superiores; y eso la lleva a extorsionar a Nick, un verdadero delincuente, para que la ayude en su misión. Desde ese momento, zorro y coneja empiezan una relación en la que se hace fundamental dejar de lado los prejuicios entre especies para concluir la misión.

Porque a pesar de que se trata de una película de misterio y de acción al estilo de las viejas series en las que un dúo de policía y ladrón trabajan a la par, la verdadera esencia de Zootopia es la de aprender a aceptar lo distinto y encontrar lo que cada uno tiene para aportar desde su lugar en la sociedad.

Las diferencias entre las distintas especies de animales muestran, además, una relación directa con las de cualquier ciudad humana, donde conviven personas con diferencias étnicas, físicas, sociales, de sexo o de religión.

NO TAN DISTINTOS

No hay nada nuevo en el mensaje de aceptar las diferencias, y Zootopia podría haber caído en el pozo de films poco memorables. Pero el renovado estudio Disney —desde su unión a Pixar y la incorporación en la dirección creativa de John ‘el genio detrás de Pixar' Lasseter- logra un resultado con mucho humor y escenas para descostillarse de risa.

Las secuencias en las que están presentes los perezosos son, en ese sentido, de lo mejor de la película. ¿Qué otro animal podría haber interpretado al empleado público que se encuentra detrás de la ventanilla con tanta gracia? A eso se suman los guiños a una serie como Breaking Bad (sí, hay drogas naturales de por medio) o al Vito Corleone de El Padrino (en este caso Don Bruto Mascarpone), que funcionan muy bien para el público adulto.

La sorprendente ciudad como escenario de fondo, atravesada por trenes, repleta de rascacielos y dividida en barrios con diferentes hábitats que van desde el Sahara Square al frío de Tundratown, y la técnica de animación empleada para reproducir las texturas, movimientos y pelajes de las 64 especies animales que aparecen en el film terminan de hacer de Zootopia una propuesta interesante.

Se podría criticar que a nivel animación ninguna escena alucina y sobresale. Pero los personajes son atractivos, el guión tiene muchos gags memorables, la poca acción que hay resulta emocionante y el resultado final es entretenido. Con eso alcanza y sobra.

==========

ANIMACIÓN

El nuevo éxito de Disney

Con la unión de Pixar, y la dirección creativa en conjunto a cargo de John Lasseter, los estudios Disney comenzaron hace más de un lustro su nueva época dorada. La ráfaga de nuevas ideas hizo que en pocos años surgieran una serie de largometrajes impecables: de ‘Enredados' (2010) a ‘Grandes héroes' (2014), pasando por la novedosa ‘Ralph el demoledor' (2012) y ‘Frozen' (2013).

Y si dejamos a un lado ‘Un gran dinosaurio' (2015), estrenada hace pocos meses, está claro que ‘Zootopia' continúa con esa racha exitosa. Por supuesto que todo esto no es casual. La dirección de esta animación está a cargo de dos grandes como Byron Howard y Rich Moore, que se encargaron de dirigir respectivamente ‘Enredados' y ‘Ralph, el demoledor', y cuentan además con la co-dirección de Jared Bush, responsable de la creatividad de ‘Grandes héroes'. Aunque aggiornada a lo Pixar, la esencia de Disney siempre continúa presente. En ‘Zootopia' quizás aún más que en sus últimas películas: con una moraleja evidente y positiva y otra vez con animales protagonistas al estilo de sus grandes animaciones del siglo XX.