La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Cine

El cine panameño busca su espacio

Nuevas producciones y nuevo talento local han surgido en la industria cinematográfica de Panamá; sin embargo, aún hay diversos retos

El cine panameño busca su espacio

En 2010, el cine local vivió un momento inédito: luego de 62 años de no haberse estrenado un largometraje de ficción panameño, salió a la luz la película Chance , de Abner Benaim, la cinta panameña más taquillera de todos los tiempos. En ese momento, Chance fue vista por más de 136 mil personas, siendo la segunda que más convocó público, solo superada por el éxito Harry Potter y las reliquias de la muerte , parte 1.

Pero no fue sino hasta hace cuatro años cuando se empezó a sentir un boom en la industria. ‘En 2014 fue cuando, a mi parecer, todo explotó', señala Pituka Ortega, directora ejecutiva del Festival Internacional de Cine de Panamá (IFF Panamá).

Desde entonces, comenta, ‘todos los años se han estrenado ficciones y documentales panameños, tanto en IFF Panamá como en las salas comerciales, que marcan internacionalmente y localmente con premios y críticas positivas y también con el éxito comercial'. Tan solo este año, cinco producciones panameñas fueron proyectadas en la sexta edición del IFF Panamá.

En la incipiente época dorada, 24 películas y documentales panameños han sido mostrados tanto en salas de cine como en festivales de América Latina y el mundo. Más que hermanos , Kimura , Invasión , Salsipuedes , son algunos de los filmes que han marcado un hito y han conquistado al público local, trayendo consigo una apertura para nuevos directores como Arianne Benedetti, Aldo Rey Valderrama, Manolito Rodríguez y Ricardo Aguilar Navarro.

UN ESCENARIO PARA HACER PELÍCULAS

En la actualidad, no solo se realizan producciones locales que son mostradas en los festivales nacionales e internacionales, sino que el país se ha convertido en el escenario donde se filman grandes producciones extranjeras.

‘Además de hacer promociones para que haya más películas o cine en Panamá, también se promueve el país en eventos internacionales que tienen que ver con el mercado, para que sea utilizado como locación', dice Darsy Santamaría, directora de comunicaciones del Ministerio de Comercio e Industrias (MICI). Esto genera una industria donde se contratan proveedores panameños para los servicios que requiera el personal.

Unas 204 producciones, tanto locales como extranjeras, entre largometrajes, documentales, reality shows, tv shows , se han filmado en tierras canaleras desde 2014, trayendo consigo la presencia de figuras como Dwayne Johnson ‘La Roca', Robert De Niro, Edgar Ramírez, Benicio del Toro y Morgan Freeman, así como alrededor de 21 millones de dólares para la economía del país, según datos del MICI.

LA INDUSTRIA NARANJA

El cine es parte de lo que hoy se cataloga como la industria naranja o industria creativa, esa que en Panamá aporta el 6.3% al producto interno bruto, resalta un estudio de la Organización Mundial de Propiedad Intelectual (OMPI) en colaboración con el MICI.

‘Más de 550 personas pueden trabajar en una película, desde el electricista, herrero, curador de arte; se necesitan personas de todas las profesiones, es dinero que le queda el país, sin hablar lo que le queda a los hoteles, restaurantes y la proyección internacional que se logra con una película internacional', dice la productora de la cinta Más que hermanos , Regina Barletta.

Por dos años consecutivos el MICI ha entregado $2.2 millones en premios del Concurso Fondo Cine para apoyar el desarrollo de la industria cinematográfica nacional.

En 2017 resultaron doce ganadores (entre 72 propuestas elegibles) en las categorías documental, largometraje, posproducción y guión. Filmes panameños como Donaire y Esplendor y Kimura , ambas cintas ganadoras del Concurso Fondo Cine 2016, fueron realizadas con los fondos de esta iniciativa.

A pesar de los esfuerzos, los directores siguen teniendo el reto de que la industria sea autosostenible, dado que el mercado panameño es muy pequeño.

‘Estamos en camino. Cuando nuestro cine marque en los mercados internacionales, allí será sustentable', dice Pituka Ortega, agregando que también puede ocurrir que se hagan producciones geniales de bajo presupuesto que se puedan sostener con un público local y fiel.

Para la productora Barletta, para que una película sea rentable tiene que salir del mercado local. ‘En Panamá las cifras no dan por el número de personas. Somos tres millones, de esos habrá un millón con acceso a cine, pero con la competencia en plataformas como Neftlix se ha bajado la audiencia. Entonces, tienes que salir a menos que hagas un documental de 300 mil dólares, pero no vas a tener una película de exportación con los niveles de calidad que se requieren', subraya.

RETOS POR SUPERAR

En el caso de Más que hermanos , una cinta con proyección internacional que acaba de salir de cartelera con récords de taquilla (se recaudaron 160 mil dólares en venta), la cual representará a Panamá en los Oscar, los Golden Globo, los premios Fénix, los Premios Ariel y los Premios Platino, que será estrenada a nivel internacional en México el próximo mes de marzo de 2018, y que próximamente estará en festivales de cine, plataformas digitales y VOD, la cosa no es sencilla.

Barletta comenta que aunque en la industria se está ‘empezando a gatear', aún hay que mejorar ciertas cosas, como por ejemplo, que la empresa privada crea y respete más en la industria. ‘El mayor reto fue recaudar dinero porque es de inversión privada', dice Barletta.

De 56 puertas que tocaron, solo lograron ocho patrocinios. Hoy, tanto Barletta como la directora Arianne Benedetti se encuentran haciendo gestiones por su propia cuenta para seguir posicionando su película a nivel internacional y recuperar lo invertido. ‘Hoy estamos endeudadas, nuestra familia aportó el capital mayor, es una película de tarjeta de crédito, así lo resolvimos', puntualiza Regina.

Otro obstáculo que indica Barletta es la falta de distribuidores. ‘Cuando creíamos que todo estaba listo, nosotras mismas tuvimos que llevar el disco duro con la película a 19 salas de cine a nivel nacional y poner nuestros propios banners en todas las salas de cine. Nos sentimos un poco solas', dice. También señala que hace falta equipos y más preparación.

Ortega opina que todavía no se mira al cine como una industria que genera un desarrollo económico. ‘El cine no es un pozo sin fondo, todo lo contrario: aporta de manera profunda al desarrollo sociológico, espiritual y económico de un país, pero este mensaje todavía no llega'.

BUENAS NOTICIAS PARA EL CINE LOCAL Y LATINO

Recientemente se realizó en Buenos Aires, Argentina el Festival Ventana Sur 2017. ‘Es el evento de mercado más importante de América Latina que está intrínsecamente asociado con Cannes', señaló la cineasta Pituka Ortega. Durante cinco días, productores, distribuidores, agentes de venta, prensa de la industria y cineastas se reunieron para intercambiar intelectualmente y en el contexto de negocios todo lo que está ocurriendo en la industria cinematográfica, primordialmente la europea y latinoamericana. En el marco del evento, la Directora Ejecutiva del IFF Panamá, abanderada por el istmo, comunicó que Copa Airlines e IFF Panamá lanzaron el Canal IFF Panamá, por medio del cual se proyectarán películas latinas, especialmente panameñas, en los aviones de Copa que cuentan con sistema de entretenimiento individual a partir de enero 2018. ‘IFF Panamá hace la curaduría de las películas y Copa sirve de plataforma de exposición', señaló. ‘Es la primera vez que una aerolínea latinoamericana se alía con un festival de cine con una propuesta como esta, que tiene en lo medular de su espíritu promover nuestro cine, el Cine de América Latina', enfatizó Ortega. Aclaró que se exhibirán películas de diversas regiones que muestren la idiosincrasia de los latinos.