La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Cine

'Joker' y el murmullo de la violencia social

Desde que el filme fue lanzado al foco público, son más las agrupaciones civiles que consideran que su índice de violencia puede propulsar actos agresivos en la juventud

'¿Soy yo o todo está más loco allá afuera?', frase de 'Joker'.The Guardian

La aparición de un payaso criminal con una perspectiva retorcida acerca del mundo y la sociedad fue el hito con mayor índice de popularidad para la casa DC Comics, cuando en la edición de Batman N°1 (1940) nació el personaje del 'Joker' (o 'Guasón' en habla hispana), sin ninguna explicación o historia de origen.

El drama psicológico del director Todd Phillips es un estudio de cómo el protagonista 'Arthur Fleck', encarnado por Joaquín Phoenix (Puerto Rico, 1974), quien presenta trastornos psicológicos y trabaja de payaso de fiestas mientras busca realizar su sueño de ser comediante, llega a convertirse en el 'Guasón' tras una serie de abusos e indiferencia social en la ciudad ficticia de Gotham. Con esto nace una nueva faceta en la filmografía del universo DC, una revelación de los misterios en los que ha estado envuelto este villano por más de siete décadas y su visión de la naturaleza humana.

La identidad anárquica y perturbadora de este payaso es una de sus características más icónicas, pero también la más criticada por el público semanas antes del estreno mundial en los cines, la semana pasada.

En Panamá, la película estrenó el 4 de octubre en todas las salas del país desde tempranas horas y con grandes vallas en toda la ciudad.

José Lasso, sociólogo, señaló que nuestro país enfrenta un proceso de “cambio social” donde la influencia de contenidos violentos es cada vez más visible; sin embargo, “Panamá está lejos aún de tener su propio 'Guasón' en las filas juveniles”.

Indicó que aunque hay efectos indirectos en los jóvenes por la exposición a temáticas violentas, presentadas como ficticias, todo depende de la “condición psicológica” de cada individuo.

“Vamos construyendo una base altamente negativa para la juventud futura”, comentó el catedrático de la Universidad de Panamá, “es ahora cuando los esfuerzos institucionales en medios de comunicación deben reducir y controlar el contenido violento, a la vez que se debe trabajar en educación de valores y cultura de paz para disminuir las posibilidades futuras de actos violentos en la población”.

'Joker', contra todo pronóstico, y con una clasificación 'R', logró recaudar $93.5 millones en la distribución doméstica de Estados Unidos, mientras que en su ganancia global sobrepasó los $247 millones, según estimaciones de la casa productora Warner Bros, durante el primer fin de semana. Además, rompió varios récords en taquilla, incluyendo 'La apertura nacional e internacional más grande de octubre de todos los tiempos', 'Mayor apertura de Imax', 'El mayor lanzamiento mundial de todos los tiempos para octubre', 'Cuarta mejor apertura de fin de semana para un filme clasificado 'R' en los Estados Unidos', y 'El lanzamiento más amplio de octubre de todos los tiempos en América del Norte', según datos de The Hollywood Reporter.

Y es que, para los fanáticos del personaje, la película es una petición respondida, mientras que para padres de familia y personas cercanas a víctimas de tiroteos, la trama cae como sal a la llaga.

“Si conoces a alguien con ese nivel de perturbación emocional, podrá encontrar detonantes en cualquier lugar”, señaló Phoenix ante las declaraciones que acusaban al filme de ser un vehículo para la “copia” de delitos violentos en la sociedad juvenil de Estados Unidos y otros países. Para el actor, el filme no representa una amenaza real, sino más bien un espejo de la realidad actual, “no puedes echar la culpa a las películas por un mundo que está tan dañado, que cualquier cosa puede ser un detonante. De eso va un poco la película, que no es una llamada a la acción. Como mucho, es una llamada a que la sociedad reflexione sobre sí misma” explicó a la revista Vanity Fair.

Los antecedentes de ataques armados relacionados con los personajes de Batman dejan su rastro desde el 20 de julio de 2012, cuando en una sala de cine en Aurora, Colorado (EEUU), donde se proyectaba la película Batman: El Caballero de la Noche Asciende, un joven de 23 años vestido de camuflaje, lanzó un bomba de gas lacrimógeno y comenzó a disparar en la sala oscura, causando la muerte de 12 personas e hiriendo a decenas de otros inocentes.

El bullicio por la preocupación de otra masacre ha envuelto a gran parte de la ciudadanía estadounidense, llegando a extremos donde los departamentos de policía de Los Ángeles como los de la ciudad de Nueva York desplegaron oficiales adicionales en los cines que proyectaron Joker durante el primer fin de semana. Varias cadenas de cines también alteraron sus políticas, prohibiendo que los clientes utilizaran disfraces para asistir las salas.

A falta de estudios que afirmen la interconexión real de actos agresivos en jóvenes por causa de películas con temática violenta, las especulaciones que surgen alrededor de este filme parecen hipótesis sin un resultado claro. “(...) Sería deshonesto si dijera que pensamientos de personas inestables y altamente impresionables sin nada mejor que hacer que inspirarse en fantasías de anarquía, no pasaron por mi mente mientras veía la película”, mencionó el crítico de cine Todd Mccarthy a The Hollywood Reporter.

El lema del 'Guasón' ha reposado desde su inicio en que toda persona está a “un mal día” de caer en la locura y dejarse llevar por las corrientes emocionales, además de adquirir un sentido de completo vacío e indiferencia hacia el dolor, preocupación y reglas civiles. Dentro del filme se puede ver la evolución de una ciudad inmersa en la violencia, la inmoralidad, la corrupción gubernamental y la despreocupación por la vida humana.

A pesar de que el 'Joker' de Phoenix sea uno de los más reprochados, es también uno de los más realistas en materia de radicalismo social, “(...)Pese al activismo social y a la acusación contra el sistema de recortes del gobierno, de abandono de los más desfavorecidos, sería un error no ver que la película es una denuncia moral desde arriba hasta abajo”, explicó Javier Ocaña, crítico de cine del diario español El País.

Durante el fin de semana debut del filme, “el 6% de los asistentes fueron personas menores de 35 años”, comentó Jeff Goldstein, presidente de distribución doméstica de Warner Bros., “eso dice que la audiencia se expandirá hacia ese grupo más joven a medida que pase el tiempo”.

Aunque históricamente, la industria cinematográfica no ha dejado de crear polémica, sigue siendo un mecanismo de comunicación para hablar a las masas y cada sociedad, desde su realidad, seguirá siendo libre de hacer sus interpretaciones sobre los personajes. En cuanto al 'Joker', “no hay una explicación simple; se trata más bien de una acumulación de factores, internos y externos, que podrían llevar a una persona, o a una sociedad, al límite”, como indicó el periodista Steve Rose, al diario The Guardian, “si esto se siente demasiado peligroso en este momento, tal vez sea una señal de lo cerca que estamos de ese límite”.