Panamá,25º

13 de Dec de 2019

Cuentos y poesía

Meye, madre

.

Madre, siento un espasmo que me extingue y
busco en tus maletas si hay algo que me cure.

Tus manos…tus manos medicinales ya me
alivian un poco, meye-madre- porque me
dolía la noche frívola entonces lo que tenía
no era frío, era ausencia.

¿Pero quién entiende tu soledad? yo no puedo,
porque también tengo esa vejación que de mí te aleja, los senderos solitarios de tu faena, los parajes rocallosos y selváticos en los que me piensas y sigues tu firme profesión senda del
proletariado por el que te añoro, madre.

Tu profesión es el filo de la palabra en el
poema uno que me habla de amor y
me habla de mi patria.

Tu deber es definir los colores del arco iris en
los cuadernos de las niñas y hacerme
soñar desde niño con los dinteles de mi casa.

Yo dejo cada sueño en mis cuadernos de dibujos; con cada borrón, con cada lápiz gastado pintando mi bandera dejo mis sueños sobre los ecos que habitan tu voz simbólica, yo busco en tu palabra mi vida siguiente busco la vida en las hojas infinitas de los arbustos del camino busco el fin de las sombras oscurísimas que provocan temor y encuentro el propósito de mi universo en tu palabra, Maestra.

Poeta y profesor

Esteban Binns Carpintero

Profesor de matemática de la nación Ngäbe. Poeta invitado en la antología El mar que nos unió, proyecto por la Integración Centroamericana, Poética, 2013-2014, Festival Internacional de Poesía Ars Amandi.

Ganador del premio de poesía León A. Soto, 2017 con la obra El poema de los adioses.

Autor del libro Ode-cuentos de nosotros (Ediciones Pelo Malo, 2018), escrito en ngäbere y español; y Como si la vida fuera una sola noche (Editorial Amargord, Madrid, España, 2018).