23 de Feb de 2020

Cultura

Una noche de gala para la canción de autor

PANAMÁ. El teatro nacional cumple cien años y en el marco de las celebraciones, el pasado lunes, se unieron cuatro voces, que juntas, a...

PANAMÁ. El teatro nacional cumple cien años y en el marco de las celebraciones, el pasado lunes, se unieron cuatro voces, que juntas, arrancaron los aplausos de un público sediento de música. Rómulo Castro, Karla Lamboglia, Horacio Valdés y Jesús Garriga de España.

A las siete de la noche empezó a llegar el público que llenó al 50 por ciento el gran teatro. En la entrada estaba Yigo Sugasti, el gran organizador de Tocando Madera y del II Festival Internacional de la canción de Autor. Sugasti no desaprovechó la oportunidad para invitar a las personas que caminaban en las calles cercanas al teatro y que ignoraban que se realizaba el evento.

“Esta noche es del pueblo, este teatro es del pueblo” nos comentaba Sugasti, que en varias oportunidades se lamentaba de que el público no aprovecha estas ocasiones para conocer el “mejor escenario de Panamá”

Mientras llegaba el público, el personal del teatro asistió a los visitantes para colocarles en los mejores lugares. El sonido estuvo a cargo de José “Padrino” Fernández, gran sonidista panameño que ha realizado incontables trabajos para cientos de artistas internacionales y locales.

El teatro lucía impecable y poco a poco fue envolviendo a sus artistas y asistentes. El primero en salir, Rómulo Castro, compositor y líder de uno de los grandes grupos nacionales, Tuira. Castro se apoyó de la inseparable Valeria Obando que con sus dulces coros adornó cada una de las piezas de Castro. Cerraron su intervención con “La rosa de los Vientos”, tema que interpretó Rubén Blades y que lo hizo acreedor a un Grammy.

Karla Lamboglia entró segura y radiante con canciones que hablaban de amor y de cómo funciona ese sentimiento que por siglos ha intrigado a la humanidad. Siguió el turno de Horacio Valdés, ahora cantante de la agrupación Post, cantó éxitos de su nuevo grupo e interpretó el clásico de Son Miserables “Mirame”.