Temas Especiales

29 de Sep de 2020

Cultura

Espejos Siniestros

SUSPENSO. Abundando en el suspenso y con una atmósfera inquietante, la película Espejos Siniestros se ve reforzada por un sugerente dis...

SUSPENSO. Abundando en el suspenso y con una atmósfera inquietante, la película Espejos Siniestros se ve reforzada por un sugerente diseño de producción que subraya el terrorífico viaje que espera a Ben Carson y a su familia.

Espejos Siniestros se filmó casi en su totalidad en Bucarés, Rumanía, exceptuando los exteriores principales, que se rodaron en Nueva York. Los creadores eligieron Bucarés por su formidable edificio de la Academia de Ciencias, una poderosa estructura mandada construir por el dictador comunista Nikolae Ceausescu, que se dejó sin terminar tras su muerte en 1989.

El guionista y director Alexandre Aja concibió el edificio de la Academia como la mejor localización para los amenazantes y devastados almacenes Mayflower. “Este edificio es tan extraordinario que no se podría haber recreado en un plató”, dice Aja, que lo había visitado años atrás buscando localizaciones para otra película. “Hay tanto miedo y tanta tensión en este espacio que sabíamos que podíamos conseguir algo realmente único”.

Lo que una vez fue símbolo de prosperidad y opulencia ahora va deteriorándose en la oscuridad. Mientras patrulla por los espeluznantes y chamuscados restos de los almacenes Mayflower, advierte algo siniestro en los fastuosos espejos que adornan sus paredes. En su inmenso cristal se reflejan unas imágenes terroríficas que le inquietan profundamente.

Además de proyectar terribles imágenes del pasado, parece que los espejos también manipulan la realidad. Su comprensiva pero escéptica hermana Ángela (Amy Smart) atribuye esas extrañas “pesadillas” a su estrés y al sentimiento de culpa por la muerte que ocasionó accidentalmente, pero la despechada mujer de Carson (Paula Patton), una pragmática forense del Departamento de Policía, es menos indulgente.

El cada vez más errático comportamiento de su marido la asusta, alejando aún más a su familia y, según ella, poniendo en peligro a sus hijos. Mientras investiga la misteriosa desaparición del guarda de seguridad de los almacenes Mayflower y la posible conexión con sus fantasmagóricas visiones, Carson se da cuenta de que una malévola fuerza sobrenatural está usando los reflejos como puerta de entrada para aterrorizarle a él y a su familia.