Temas Especiales

23 de Sep de 2020

Cultura

Eyaculación precoz

Los hombres que sufren eyaculación prematura pueden ahora culpar a sus genes, afirma un estudio reciente.

Los hombres que sufren eyaculación prematura pueden ahora culpar a sus genes, afirma un estudio reciente.

La investigación, llevada a cabo en Holanda con 200 hombres, encontró que aquéllos que llegaban al clímax demasiado pronto durante el coito tenían una versión del gen que controla la hormona serotonina.

Los niveles de esta hormona regulan la rapidez de la eyaculación. Y estos hombres, dice el estudio publicado en Journal of Sexual Medicine (Revista de Medicina Sexual), eyacularon dos veces más rápido que otros participantes en el estudio.

La eyaculación precoz afecta a entre 30% y 40% de los hombres.La Sociedad Internacional de Medicina Sexual afirma que el trastorno ocurre cuando el individuo llega al orgasmo y eyacula hasta 60 segundos después de iniciado el coito y posteriormente se siente avergonzado y afligido.

En la investigación participaron 89 hombres que sufrían la llamada eyaculación prematura primaria. Esto significa que estos individuos habían sufrido el trastornos desde su primer contacto sexual.

Durante un mes, se pidió a sus parejas que utilizaran un cronómetro en casa para medir el tiempo que tardaban en eyacular cada vez que tenían relaciones sexuales. Posteriormente se compararon los resultados con los de otros 92 hombres que no padecían el problema.

En el primer grupo los científicos encontró que la serotonina parecía tener menos actividad entre las neuronas de la sección del cerebro que controla la eyaculación.

Esta baja actividad de la hormona, dicen los autores, significa que en estos hombres las señales que se envían las neuronas no se transmiten de manera normal.

Según los autores, un gen llamado 5-HTTLPR. parece ser el responsable de la cantidad y actividad de la serotonina, lo cual significa que puede controlar la rapidez de la eyaculación. Existen tres tipos de este gen: el LL, SL y SS.

El estudio demostró que el tipo LL provoca una eyaculación más rápida y en promedio los hombres con este gen eyacularon dos veces más rápido que los hombres con el SS y el SL. "Nuestros resultados contradicen la idea, que ha sido el conocimiento común durante años, de que la forma primaria de eyaculación prematura es un trastorno psicológico", afirma el doctor Marcel Waldinger, quien dirigió el estudio.

Según el científico esto significa que ahora podría ser posible tratar el trastorno con una terapia genética. Actualmente no existe ningún medicamento para tratar la eyaculación precoz.

Los hombres que sufren el trastorno por lo general se someten a tratamientos que incluyen psicoterapia y el uso de anti depresivos, que no son recetados para depresión sino por uno de los efectos secundarios de estos fármacos que es el retraso de la eyaculación.

Estudios en el pasado ya han demostrado que la serotonina está vinculada a la eyaculación. Y varios investigadores están desarrollando fármacos capaces de prolongar la actividad de esta hormona. Los resultados confirman que la eyaculación precoz no es un trastorno puramente psicológico, pero quizás existe un elemento psicológico. La forma de comprobarlo es saber cuánto control tiene el hombre en su eyaculación a solas y si el problema ocurre con su pareja, entonces es probable que se trate de una afección psicológica, afirman.